Luis Ernesto Serna Chávez, ex secretario particular de quien fuera jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, es investigado actualmente por la Fiscalía General de la República (FGR), señalado de enriquecimiento ilícito durante su periodo en la administración capitalina.

De acuerdo con una denuncia de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Fiscalía Especializada en combate a la Corrupción de la FGR inició la carpeta de investigación FED/FECC/FECC-CDMX/0000277/2020 en su contra, según dio a conocer el diario Reforma.

La investigación en contra del ex funcionario también se extiende a su esposa, María de los Ángeles Simón, y a sus hijos, María Fernanda, Paulina y Luis Ernesto, al igual que su yerno, Carlos Jiménez Rodríguez.

 

La Fiscalía de la Ciudad de México, tras los hermanos de Mancera

En octubre pasado, la casa del yerno, localizada en Calero 7, colonia San Ángel Inn, en la alcaldía Álvaro Obregón, de la CDMX, fue cateada por elementos de la Policía Ministerial de la FGR.

Además, en la investigación también se analiza a Joaquín Alberto González Portillo, un administrador de empresas y dueño de Gonsar Imports, quien colaboró en el gobierno capitalino de agosto de 2017 a octubre de 2018.

Asimismo la Fiscalía investiga a Horacio Chavarría Medina, director de la empresa Devington Trading Corp., abierta en Panamá en 2014.

La revista Proceso publicó anteriormente que, entre agosto y septiembre de este año, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) inició dos carpetas de investigación en contra de los hermanos Luis Ernesto y Julio César Serna Chávez, ambos amigos desde la infancia de Mancera.

La investigación habría comenzado pues la Secretaría de la Contraloría General (SCG) encontró que en sus declaraciones patrimoniales de abril de 2018 no reportaron la propiedad de nueve inmuebles -casas y apartamentos-, comprados y renovados en las alcaldías Álvaro Obregón y Benito Juárez.

Ex secretario particular de Mancera se hace de 12 casas; autoridades le siguen los pasos - El Mañanero Diario

Entre ambas propiedades sumarían un valor de 30 millones de pesos, lo cual sería prácticamente imposible para los hermanos Serna de adquirir son sus sueldos de servidores públicos en la nómina del gobierno capitalino en la que se desempeñaron.

Por ese motivo, además de tratarse de una falta administrativa, es posible que en la denuncia en su contra se les impute el delito de enriquecimiento ilícito.