El 21 de agosto Felipe Calderón pidió reconocer el “talento” y la gran “valentía” de Carlos Loret de Mola “en los momentos más difíciles del nuevo autoritarismo”.

Lo puso como un héroe. Su héroe.

Ese día Latinus había lanzado el “episodio” 12 del programa “Loret”, donde se difundió un video de Pío López Obrador recibiendo una aportación económica de David León para presuntos gastos operativos.

Lo que no dijo Felipe Calderón es que Carlos Loret de Mola y Latinus se habían gastado, en días recientes, un dineral promocionando videos de golpeteo al gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Sí, Latinus promocionó en Facebook dos videos y, en conjunto, pagó 160 mil pesos ¡en tan sólo seis días!

El primero de estos dos videos que “pautó” Latinus fue el episodio 11 de Loret, y lo hizo con un importe de entre 70 mil y 80 mil pesos. Eso le proporcionó un alcance a más de un millón de personas. La pauta se dio del 14 al 16 de agosto.

Anuncio que realizó Latinus, el cual costó entre 70 y 80 mil pesos.

Tres días después de esa costosa pauta, Latinus volvió a promocionar un video, esta vez el episodio 12 del programa Broazo y Loret, y fue el mismo gasto que el anterior: entre 70 y 80 mil pesos. Y el alcance fue de más de un millón de personas. La pauta se dio del 19 al 20 de agosto.

Anuncio que realizó Latinus, el cual costó entre 60 y 70 mil pesos.

Es decir, entre el 14 y el 20 de agosto, Latinus se gastó 160 mil pesos en promoción de dos videos.

Y eso se nota. En el video del 19 de agosto, el número de reacciones fue de 31 mil, con más de siete mil comentarios y fue compartido más de 12 mil veces. Esto en una página que suele tener menos de mil reacciones en sus publicaciones.

“Invertir” esa cantidad de dinero en sólo pauta de Facebook representa un gran gasto. Quienes han elaborado proyectos periodísticos nativodigitales (como es el caso de Latinus), realizar este tipo de inversiones es prácticamente imposible.

Además, Latinus es un portal que difunde información todos los días (costos de reporteros digitales y community managers), que tiene una cuidada producción en sus videos, y que ha contratado a personalidades del espectáculo como Luis García, Brozo, Galilea Montijo o Bárbara de Regil.

Por ejemplo, el episodio 12 del programa Brozo y Loret se realizó en un “circo nacional”. Hubo personas vestidas de payaso (además de Brozo), de malabaristas, etcétera.

Es decir, hubo que pagar actores, vestuario y el alquiler del lugar donde se hizo la filmación. Un enorme costo en producción.

Carlos Loret de Mola compartió el 19 de agosto una imagen de la grabación, y se puede observar en ella claramente tres cámaras profesionales, más de 8 actores y al menos 3 camarógrafos. Esto tiene un alto costo, pero parece que Latinus posee los recursos necesarios, pues mientras se filmaba dicha grabación, se pautaba con más de 70 mil pesos otro video. Y eso sólo en Facebook.

Carlos Loret de Mola, presumiendo la producción de su programa de YouTube.

Además de los gastos de producción, generación de información y de sueldos, Latinus tiene aún recursos para hacer grandes gastos en publicidad.

Estos 160 mil pesos en 6 días en Facebook se suma a la publicidad que Latinus adquiere en las redes sociales Twitter y en YouTube, donde es constante la promoción de sus contenidos. De esos gastos no se tiene el dato, pues no se hacen públicos como en Facebook (algo que, en realidad, es reciente).

Así pues, los costos de Latinus son muy altos, y no se sabe de dónde proviene el dinero. No cualquiera pauta con 160 mil pesos dos videos que son, de por sí, costosísimos de producir.

Y además, Latinus aún no tiene publicidad propia. La que hasta ahora posee es la de Google Adsense, y respecto a su número de vistas, eso no da ni para pagar los 160 mil pesos en pauta.

¿Quién financia a Latinus?

En junio de este año, el periodista Julio C. Roa reveló que el dueño de Latinus era Miguel Alonso Olamendi, quien había sido secretario y mano derecha del actual gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles.

En su canal de Youtube, Roa afirmó que los videos promocionales de Latinus se hacían desde varias ciudades de Estados Unidos, y eran grabaciones muy costosas.

Las oficinas de Latinus en México se encontraban en la lujosa zona de Santa Fe.

En el portal de Latinuis, el “Quiénes somos” es brevísimo. Solo se dice: “Somos LatinUs, la primera plataforma binacional 100% digital, diseñada para generar y distribuir contenido de alto valor para las audiencias en México y EU. Gracias por tu interés en nosotros”.

No hay mención a la empresa que está detrás, ni siquiera se menciona el nombre del director. Nada. Es un misterio.

Por eso, resulta extrañísimo que Latinus tenga la capacidad de producir los programas de Carlos Loret de Mola y además, se dé el lujo de promocionar dicho videos con más de 160 mil pesos en tan sólo 6 días.

¿Quién realmente está detrás de Latinus? Y especialmente, ¿qué intereses tiene? Evidentemente, no son periodísticos.

Este texto se realizó con información que proporcionó a Polemón Sergio Rivera.