La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), encabezada por Santiago Nieto, abrió una investigación en contra del secretario de Seguridad en el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna, tras detectar una red de corrupción en la que se le vincula con Eduardo Medina Mora, quien fue procurador en el mismo sexenio y luego ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El portal SinEmbargo reveló que, un seminario en el Colegio de México, Nieto Castillo dio a conocer que la UIF llegó a Genaro García Luna con la investigación de Eduardo Medina Mora.

El funcionario agregó que agentes de la Agencia de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos “dicen que busquemos la relación entre Genaro García y Medina Mora, que después se pelearían al inicio de sexenio de Felipe Calderón”.

Con esos datos, la UIF encontró empresas constituidas en Panamá en las que se vinculaba a Medina Mora con García Luna.

Hace tiempo, Medina Mora renunció al cargo de ministro de la Suprema Corte, al iniciarse una investigación en su contra sobre sus cuentas bancarias.

Por su parte, García Luna enfrenta un proceso judicial en Estados Unidos, acusado de delincuencia organizada.

Sobre el tema, Nieto Castillo reveló que la fiscalía estadounidense entregará información a las autoridades mexicanas sobre el juicio contra García Luna una vez que terminen las audiencias en aquel país.

“Nos han dicho que después de la audiencia podemos tener algo de información porque nuestra denuncia que presentamos ante la Fiscalía General de la República está relacionada con el tema de corrupción política y no con un tema de vinculación de delincuencia organizada, mientras ellos lo que tienen es delincuencia organizada a partir de los distintos testimonios que se dieron en el juicio de “El Chapo” en Nueva York”, dijo Nieto Castillo.

Además dijo que el Gobierno de México busca extraditarlo para someterlo a juicio aquí.

“Es muy importante conseguir la extradición de César Duarte o García Luna, que son casos paradigmáticos, nosotros trabajamos muy cercanos a la DEA y al FBI. Hemos entregado información en el caso de García Luna en el tema de corrupción política, que es el tema que hemos detectado”, explicó el funcionario.