El Gobierno de Enrique Peña Nieto no quiso renovar la permanencia del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), el cual investigaba la desaparición de los 43 alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa, porque encontraron un nexo que vinculaba al Estado con el narcotráfico.

Así lo reveló el obispo Raúl Vera López durante su homilía de este domingo, de acuerdo con el diario Reforma.

“Se fueron cuando el GIEI está aclarando las cosas, cuando ya tenían medido qué grupos habían intervenido de los grupos policiacos, del Ejército mismo, las policías, la Policía Federal, grupos paramilitares; cuando ya tenían descubierto que el problema era un camión, que los estudiantes ingenuamente habían agarrado un camión cargado de droga que se iba a Chicago”.

Madres de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Foto: Especial

El obispo de Saltillo indicó que hace poco tiempo charló con los padres de uno de los normalistas desaparecidos, quienes le explicaron que según el GIEI, la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, los jóvenes estudiantes tomaron por error un camión cargado de droga, el cual estaba protegido por las autoridades, lo que desató su persecución y finalmente su desaparición.

Sin embargo, afirmó Raúl Vera, pese al descubrimiento, la administración priista, decidió correr a los expertos independientes.

“Todo eso lo descubrieron, ¿saben ustedes lo que hizo el Gobierno mexicano?, ¿tomar esos datos y seguir investigando?, no, ¡correr a esos especialistas porque estaban sacándole al Gobierno todo lo que ellos habían hecho con estos”.

El obispo Raúl Vera. Foto: Cuartoscuro

El obispo expuso también que los padres del normalista desaparecido tenían la esperanza de que el presidente Enrique Peña Nieto los ayudara a encontrar a sus hijos, pues no estarían coludidos con la corrupción de las autoridades locales, sin embargo eso nunca sucedió.

“Me dijeron los papás, ‘creíamos que el Presidente se iba a preocupar por nosotros, y la manera tan fría que nos trató. Esperábamos a un hombre preocupado, y vimos todo lo contrario’”.