Se llegó el día en que Genaro García Luna debía comparecer ante un tribunal de Dallas, Texas, pero llegado el momento, renunció a su derecho de audiencia ante el juez David Horan, y aceptó ser trasladado a la Corte de Nueva York, al ser acusado de recibir millones de dólares en sobornos del Cártel de Sinaloa. 

Las crónicas periodísticas de la audiencia, señalan que ésta sólo duró diez minutos, y que García Luna, vestía de color naranja; llevaba esposas en pies y manos, mientras su familia atestiguaba. Al finalizar, el ex funcionario volteó a ver a su esposa e hijos, y con la palma izquierda de la mano se golpeó el pecho y les sonrió. 

La audiencia se realizó en una pequeña sala de no más de treinta sillas con muy poca prensa. No se les permitió el acceso con celular o cámaras fotográficas. 

El 10 de diciembre pasado, el ex funcionario compareció por primera vez ante el mismo juez en el tribunal de Dallas bajo cargos de que aceptó sobornos millonarios de dicho grupo delictivo para dejarlos operar con impunidad en México.  

Durante la audiencia de este martes, el juez Horan le preguntó directamente a García Luna si tenía alguna objeción en ir a Nueva York y el mexicano dijo que no, e incluso le dijo “muchas gracias”. La fecha del traslado se desconoce, pero todo parece indicar que será inminente.

En la primera audiencia, García Luna, de 51 años, renunció a su derecho a una audiencia de identificación. Ante la presencia de su abogada, Rose Romero, no hizo declaración alguna de “culpabilidad” o “inocencia”.

Apenas culminó el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, García Luna se fue a vivir Florida,  Estados Unidos, donde obtuvo su residencia permanente, la cual podría estar en riesgo si se descubre que hizo declaraciones falsas. 

En México, la Fiscalía General de la República (FGR) ya investigaba al ex secretario de Seguridad Pública federal, por sus presuntos nexos con el narcotráfico. Tras su detención, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) congeló 11 cuentas ligadas al ex titular de la AFI. La FGR informó que pondrá a disposición de Estados Unidos las probanzas que las autoridades norteamericanas soliciten legalmente con el objetivo de fortalecer ambos procedimientos que se llevan en esa nación y en México.

Genaro García Luna y Felipe Calderón. Foto: Especial.

La Fiscalía de Dallas no aceptó que García Luna depositara una fianza para seguir su juicio en libertad, por lo que el juez determinó que se le mantenga detenido y que sea juzgado en Nueva York, donde enfrentará su juicio en la corte federal de Brooklyn, el mismo sitio en que fue juzgado  Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

Antes de la vista con el juez Horan,  la Fiscalía para el distrito Este de Nueva York aseguró que varios altos ex miembros del Cártel de Sinaloa proveyeron información sobre los sobornos pagados al acusado.

De acuerdo con la Fiscalía, la evidencia que han presentado contra el acusado es sólida, incluyendo el testimonio de testigos cooperantes sobre los sobornos del Cártel corroborado por los registros sobre el estado financiero, por lo que difícilmente el ex funcionario mexicano podrá librarse de las acusaciones. 

“Aunque no tiene un pasado criminal, la historia personal del acusado y sus características exigen su detención y demuestra que es un riesgo de fuga significativo”, ha dicho la Fiscalía en su reclamo inicial al tribunal.

De encontrársele culpable, García Luna podría pasar en prisión diez años o cadena perpetua.