Isabel Miranda de Wallace es investigada por la Fiscalía General de la República (FGR), la cual abrió una carpeta de investigación por presuntamente haber presentado pruebas falsas en torno al secuestro de su hijo, Hugo Alberto Miranda Wallace en 2005.

Según lo dio a conocer el semanario Proceso, en un reporte de Juan Omar Fierro, la investigación a Miranda de Wallace corresponde a los supuestos delitos de falsedad en declaraciones judiciales en la modalidad de simulación de pruebas.

La carpeta habría sido iniciada por la FGR gracias a una denuncia promovida por la Secretaría Técnica de Combate a la Tortura, Tratos Crueles e Inhumanos del Instituto Federal de la Defensoría del Poder Judicial, en representación de seis presuntas víctimas de tortura y fabricación de pruebas.

FGR investiga a Isabel Miranda de Wallace por falsedad de declaraciones; ella lo niega

Informes preliminares dan a conocer que Brenda Quevedo Cruz, Juana Hilda González Lomelí, Jacobo Tagle Dobin, Alberto Castillo Cruz, Tony Castillo Cruz y César Freyre Morales serían víctimas por la supuesta falsedad de Isabel en sus declaraciones judiciales y en informes otorgados a las autoridades.

Un documento presentado el 6 de mayo pasado sobre la denuncia da cuenta de las razones por las que se solicitó la investigación. Ahí se explican las irregularidades graves en la averiguación previa de la Procuraduría General de la República.

Entre ellas, se mencionan los cateos realizados al departamento de la calle Perugino 6, interior 4. En el primero de estos, realizado el 14 de julio de 2005 no se encontraron evidencias del presunto secuestro.

“Ni a ninguna otra persona, asimismo no se localizaron documentos, armas de fuego, dinero en efectivo, drogas, por lo que, de conformidad, con la finalidad del cateo, este fue con resultados negativos”, se leía.

No obstante, en el cateo de febrero de 2006 se encontraron restos de sangre, fragmentos óseos -que resultaron ser de origen animal- y una licencia de manejo debajo de una alfombra de Hugo Alberto Wallace Miranda.

La FGR abre carpetas contra Isabel Miranda de Wallace por tortura y simulación de pruebas – Primera Línea

En aquél tiempo, el departamento era ocupado por Rodrigo Oswaldo de Alba Martínez, quien no fue citado a declarar y resultó ser trabajador de Isabel Miranda en su empresa Showcase Publicidad y el Colegio Aztlán.

Aún así, un perito de la entonces Procuraduría General de la República dio a conocer que la alfombra era nueva, las paredes estaban recién pintadas y el departamento había sido habitado durante ese tiempo.

Al respecto de las manchas de sangre encontradas en el baño, los análisis determinaron su parentesco por maternidad con Isabel Miranda de Wallace y por paternidad con José Enrique del Socorro Wallace Díaz.

Luego, en abrir de 2010, Carlos León Miranda aclaró que él era el padre biológico de Hugo Alberto Wallace, entonces se extrajo su perfil genético y este también coincidió con la gota de sangre encontrada en el departamento cateado.

Isabel Miranda de Wallace: ¿cómo fue el secuestro de su hijo?

La acción penal contra los procesados se basó en las evidencias del segundo cateo y en confesiones hechas presuntamente bajo tortura cinco de los seis imputados.

Al darse a conocer el reportaje de Proceso, Miranda de Wallace publicó en su cuenta de Twitter que no estaba siento investigada por la FGR y dijo que por instrucciones de Netzai Sandoval Ballesteros, titular del Instituto Federal de Defensoría Pública, se presentó una denuncia con el fin de amedrentarla.

Acusan de detención arbitraria

Este jueves, Miranda de Wallace también tuiteó una acusación, en la que aseguró que Brenda Quevedo, una de las presuntas responsables del secuestro de su hijo, huyó a Estados Unidos haciéndose llamar Nadia Vázquez.

Naciones Unidas pide liberar a Brenda Quevedo, vinculada con caso Wallace

Cuestionó si una persona inocente fabricaría documentos para huir del país:

Sin embargo, en octubre de 2020, Aristegui Noticias publicó un documento del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el que recomendó al Estado mexicano la liberación inmediata de Brenda Quevedo Cruz.

Brenda Quevedo Cruz. Procesada por el secuestro de Hugo Alberto Wallace. | Secuestro, Cruz

Este Grupo detalló las conclusiones a las que llegó luego del examen del caso de Brenda Quevedo, donde se determinó que su detención fue arbitraria y contraria a los derechos humanos, por lo que considera que “el remedio adecuado sería la liberación inmediata de la Sra. Quevedo Cruz y otorgarle el derecho exigible a una indemnización y otras reparaciones…”.

Llamó al Gobierno de México a garantizar una investigación completa e independiente de las circunstancias que rodearon la detención arbitraria de Quevedo, incluidas las denuncias de tortura, así como a “tomar las medidas adecuadas contra los responsables de la violación de sus derechos”.

Brenda fue detenida en 2007 en Estados Unidos y extraditada a México dos años después de ser procesada, sin que hasta el momento haya sido sentenciada.

Durante estos años ha sido torturada y ha sufrido abusos en las diversas cárceles en las que ha estado.

El periodista Ricardo Raphael dijo a Aristegui en Vivo que el caso Wallace representa una de las mayores fabricaciones de la justicia mexicana, donde más de 60 personas han sido involucradas injustamente, con la complicidad de las autoridades.