En redes sociales circula la noticia falsa de que el dueño del equipo de los Mavericks de Dallas de la NBA, Mark Cuban, había comprado el avión presidencial que adquirió Felipe Calderón Hinojosa en la recta final de su sexenio, y que ha puesto a la venta el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La cuenta Twitter  @BenAirplane, especializada en la venta de aeronaves publicó un tuit que  despertó todo tipo de especulaciones. 

https://twitter.com/BenAirplane/status/1234314130376364032

“Nosotros estábamos a punto de firmar un contrato para comprar el 787 avión presidencial mexicano. El precio mínimo se fijó en $126 millones de dólares. Mark Cuban entra y lo compra por unos millones menos. ¡Felicitaciones, señor Cuban! Usted compró una gran aeronave a un muy buen precio”, señala  el tuit en cuestión.

La publicación incluso fue acompañada de tres fotografías del avión presidencial, entre ellas, una fotografía del administrador de la cuenta Airplane Ben.

Sin embargo, la reportera de Forbes Hayley Cuccinelo publicó en su cuenta de Twitter que el propio empresario y propietario de los Mavericks de Dallas le confirmó que es falso que él haya hecho  la compra.

Si bien la reportera estadounidense no descarta que la aeronave haya sido vendida, sí deja en claro que el comprador no es Marc Cuban.

De momento dichos reportes no han sido confirmados por el gobierno del presidente AMLO ni por el propio empresario estadounidense, quien en su cuenta de Twitter no ha hecho mención al rumor.

Mark Cuban, de 60 años de edad, tiene una fortuna estimada de 4 mil 300 millones de dólares, misma que proviene, principalmente, de inversiones realizadas durante los años 90 en empresas de tecnología digital. Uno de sus principales negocios fue la venta de su plataforma Broadcast.com por más de 5 mil millones de dólares en acciones.

Además, también posee inversiones en Netflix y Amazon, empresa donde recientemente reveló cuenta con mil millones de dólares en acciones.

Fue en el año 2000 que el empresario adquirió el equipo de basquetbol profesional de los Mavericks de Dallas, operación que estuvo valuada en más de 200 millones de dólares.