Un rumor recorrió el internet: el de una placa de Carlos Marx develada en Xalapa.

Al principio era sólo eso, un rumor. Pero después resultó que sí, que era real.

El ayuntamiento de Xalapa, Veracruz, para conmemorar la lucha de los obreros de la ex fábrica de San Bruno, develó una placa de Carlos Marx, el prolífico filósofo, economista y sociólogo del XIX que escribió el Manifiesto del Partido Comunista y que, con sus obras, cambió la concepción de la historia mundial.

La develación de la placa, en realidad, fue una petición de los colonos de la zona (conformados en la asociación civil Colonos del Barrio de San Bruno), quienes en 2019 pidieron que se develara una placa o un busto de Carlos Marx, y así honrar a los trabajadores de la fábrica y a la presa que ahí se ubica (la cual, entre 1920 y 1930, llevó el nombre de Carlos Marx).

En el comunicado del Ayuntamiento para informar de la develación de la placa se indicó que el académico y actual presidente de Xalapa, Hipólito Rodríguez Herrero, afirmó que Marx fue una figura “trascendental para la historia mundial, especialmente para un grupo de trabajadores que hace 100 años encontraron en el Partido Comunista un canal para expresar sus inquietudes y necesidades ante las injusticias que vivían”.

Esta develación de la placa produjo que la derecha comenzara a comentar el hecho. Primero fueron las notas que, en tono alarmista, hicieron Reforma y El Universal, y después las reacciones de usuarios de Twitter que iban desde que Morena era comunista hasta que ya éramos Venezuela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La cuenta de Twitter del Ayuntamiento de Xalapa sufrió los comentarios de cientos de usuarios identificados con la derecha y sus bots, quienes criticaban el hecho de develar una placa de unos de los filósofos más importantes que ha habido en la historia.