El gobernador de Tamaulipas, el panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca,  enfrenta un proceso de desafuero. Lo pidió a la Cámara de Diputados la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y de Falsificación o Alteración de Moneda, adscrita a la Fiscalía General de la República (FGR).

Hace unos meses, particulares presentaron una denuncia por enriquecimiento ilícito (por más de 951 millones de pesos) en contra del mandatario. Derivado de la misma, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y el Ministerio Público integraron la carpeta de investigación y pudieron acreditar que entre abril y diciembre de 2019 se realizaron triangulaciones financieras que le reportaron ingresos por 42 millones de pesos de una empresa fachada que no cuenta con empleados, capital ni antecedentes de declaraciones fiscales, denominada TC12.

Esta empresa habría recibido los recursos a su vez de la firma RC, cuyos socios son declarados como sospechosos de operaciones de procedencia ilícita en Estados Unidos.

Además de eso, García Cabeza de Vaca es investigado por presuntamente haber recibido sobornos para aprobar la Reforma Energética de Enrique Peña Nieto en el sexenio pasado, hecho que fue denunciado por el ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin. 

En este caso, también están acusados los panistas Ricardo Anaya, Ernesto Cordero, Salvador Vega, José Luis Lavalle Maury, Francisco Domínguez,  quienes en ese momento eran senadores.

En caso de que proceda la demanda de la Fiscalía en la Cámara de Diputados, se debe realizar un proceso denominado declaratoria de procedencia, comúnmente conocido como desafuero, que está contemplado en el artículo 111 de la Constitución. En este se establece las reglas para proceder penalmente contra legisladores federales, ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral y hasta el fiscal general de la República.

El artículo señala que este procedimiento es necesario cuando los delitos cometidos por el servidor público fueron durante el tiempo de su encargo. Para ello, se requiere que la Cámara de Diputados declare, por mayoría absoluta, si es posible o no proceder penalmente contra el inculpado.

Emilio Lozoya, ex director de Pemex. Foto: Especial.

Si la Cámara Baja niega la declaratoria de procedencia, se suspenderá todo procedimiento en contra del funcionario mientras continúa en el cargo, pero una vez que concluya el mismo, la FGR puede continuar con la imputación que pretende realizar en contra del gobernador. 

Esto debido a que la discusión que lleven a cabo los legisladores no implica que tengan la facultad para calificar los fundamentos que posea la Fiscalía. Si la Cámara de Diputados acepta emitir la declaratoria, el servidor público quedará a disposición de las autoridades; en este caso, de la FGR.

En el caso del gobernador García Cabeza de Vaca, el artículo 111 establece que este procedimiento de declaratoria de procedencia seguirá las mismas reglas que para el resto de los servidores públicos federales, pues se le acusa de delitos federales.

Sin embargo, si la Cámara de Diputados acepta emitir la declaratoria contra el gobernador de Tamaulipas, únicamente deberá comunicarlo a la legislatura de dicha entidad para que, en ejercicio de sus atribuciones, proceda como corresponda contra el mandatario estatal.

En ese caso, el gobernador podría ser separado de su cargo por el tiempo que dure su proceso penal, pero si es exonerado, puede reasumir sus funciones. Si es condenado, no tendrá derecho ni al indulto.

El mismo artículo establece que para proceder penalmente contra el Presidente de la República sólo se requiere acusarlo ante la Cámara de Senadores conforme a las reglas del juicio político, que es una figura referente a las sanciones que pueden ser aplicadas en casos de responsabilidad administrativa.

Las declaraciones y resoluciones de las Cámaras de Diputados y Senadores no pueden ser impugnadas.

El mandatario tamaulipeco nació el 17 de septiembre de 1967 en Reynosa, Tamaulipas. Está casado y  es padre de 3 hijas, según la ficha informativa que está en el portal en línea del gobierno tamaulipeco. 

Estudió la licenciatura en Administración de Empresas y Mercadotecnia en la Houston Baptist University; en la Ciudad de Houston Texas. Con esta formación, se enfocó en la administración de negocios familiares y personales.

Sin embargo, más allá de todo ese currículum rimbombante con el que se presenta el mandatario, existe un lado oscuro que el tamaulipeco se empeña en negar.  En 1986, en Texas, García Cabeza de Vaca fue detenido por el supuesto robo de armas que una pareja portaba en una camioneta, pero fue liberado al poco tiempo, por lo que ha negado en diversas ocasiones que haya sido encarcelado en E.U.A.

Cuando fue candidato a gobernador, el panista le dijo al periodista Ricardo Rocha en Radio Fórmula: “Es falso de toda falsedad, tan es así que el Fiscal de Distrito tuvo que salir públicamente a desmentir los hechos, fue un incidente saliendo de un cine, llegó la policía, un muchacho quiso abrir una camioneta, agarraron a todos, fue una cosa de huercos”, aseguró.

La imagen, que parecía un meme cuando se dio a conocer la solicitud para su desafuero, circula en redes sociales y se ha compartido cientos de veces.