Duro y a la cabeza, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se le fue encima al periodista Ciro Gómez Leyva por haber sido fan y hasta haber desayunado con Genaro García Luna, el ex policía de Felipe Calderón hoy preso en Estados Unidos por sus nexos con el narcotráfico.

“Yo me acuerdo que Ciro Gómez Leyva era admirador de García Luna; el que está en Milenio, ¿cómo se llama?” dijo irónico el mandatario.

Un asistente a la mañanera respondió: Carlos Marín.

Y tras esto, el Presidente recordó lo sorprendidos y maravillados que lucían cuando García Luna les daba paseos por las instalaciones de seguridad en tiempos de la guerra contra el narcotráfico de Calderón.

“Tenía García Luna un cuarto con equipos y los llevaba ahí y salían: ‘Oh, cuánta tecnología.’ Entonces, no olvidemos eso, porque ahora son los más tenaces cuestionadores de todo lo que hace el gobierno” dijo AMLO.

El Presidente López Obrador además anunció que mañana pasará este capitulo en la mañanera porque eso también fue un montaje.

Ante esto, Ciro Gómez Leyva estalló en su programa radiofónico y señaló que las críticas del Presidente López Obrador en su contra se deben a que por la veda electoral no puede tocar temas políticos y por ese motivo, “golpea” a los periodistas, medios e intelectuales.

“El Presidente está limitado para tocar varios temas por la veda electoral y parece que la estrategia que definió fue: ‘regreso a golpear periodistas, medios de comunicación, intelectuales”.

Ciro Gómez Leyva. Foto: Especial.

Bastante molesto, Ciro Gómez Leyva dijo que es falsa la afirmación de que era un admirador de García Luna y de forma bravucona, se asumió como un crítico del calderonismo en esa época.

“Nos acaba de dar palazo, dice que yo era admirador de Genaro García Luna; nosotros criticamos tantas maniobras fallidas de la llamada guerra contra el crimen, pero de eso el presidente no se acuerda”.

Al final, entre gritos y reclamos, aseguró que él no desayunó con García Luna pero sí lo hizo con López Obrador cuando era Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

“No se acuerda que yo con quien desayunaba antes era con él, cuando me invitaba a desayunar, que por cierto se desayunaba mal, me invitaba a mí y a veces con Denise Maerker, pero con García Luna no señor presidente. Está mintiendo”, afirmó el comunicador y reiteró que López Obrador “está desesperado porque no tiene como llenar las dos horas de sus mañaneras”.