Gracias a la denuncia penal presentada por la Secretaría de la Función Pública (SFP) a cargo de Irma Eréndira Sandoval, tres ex funcionarios de la dependencia fueron procesados por un juez de control, debido a su presunta responsabilidad en el robo del expediente original del caso de la Casa blanca del ex Presidente Enrique Peña Nieto y su ex esposa, Angélica Rivera. 

El expediente fue robado de los archivos de la propia SFP, por ese motivo la dependencia interpuso una denuncia en 2019 tras una investigación realizada por el Órgano Interno de Control, pues antes de la entrega-recepción de la dependencia, los ex funcionarios señalados cambiaron el expediente original sobre la Casa Blanca por una copia de la versión pública.

Los ex funcionarios hicieron ese cambio con el objetivo de borrar varias evidencias de la investigación que hacían explícito el conflicto de interés de Peña Nieto y Angélica Rivera, con el empresario de Grupo Higa y contratista de su gobierno, Juan Armando Hinojosa Cantú, quien les habría dado la Casa Blanca por los contratos y favores recibidos en la administración del priista.

Por todos estos motivos, la Función Pública  presentó una denuncia penal ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción por el posible delito de ejercicio ilícito de servicio público en contra de José Carreño Camacho, quien fue subsecretario de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas de la SFP; así como de Jesús Antonio Juárez, ex director General de Denuncias e Investigaciones, y de Daniel Pérez, exdirector General Adjunto de Investigaciones.