Durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, distintas organizaciones civiles y periodistas denunciaron, varias veces, que el dinero entregado a medios de comunicación superaba lo establecido en el Presupuesto oficial.

Hoy, la revisión de la Auditoría Superior de la Federación confirmó que esto sí ocurrió.

Tan sólo en 2018, cuando en México la cifra de pobres alcanzaba los 52.4 millones, la Secretaría de Gobernación (Segob) no escatimaba en contratos para publicidad oficial a medios de comunicación.

En ese año, la Segob emitió estrategias de comunicación oficial sin que contaran con presupuesto autorizado, lo cual incrementó el gasto a ese rubro sin rendir cuentas ni justificar la decisión.

Tampoco se informó del total del gasto de publicidad en la base de datos pública de Comunicación Social de la SFP y se entregó dinero a medios de comunicación sin realizar estudios previos, es decir, que se les pagó sin tener la certeza de que las campañas difundidas tendrían el efecto esperado.

Derroche en medios

Durante todo el Gobierno de Enrique Peña Nieto se destinaron 60 mil 237 millones de pesos en publicidad oficial, de los cuales, 48 por ciento se entregaron a sólo 10 medios de comunicación y el 52 por ciento restante se repartió entre 852 medios.

Los sobreejercicios en el presupuesto del gasto público fueron constantes:

  • En 2013, la variación entre lo presupuestado y lo realmente ejercido fue de casi 50%
  • En 2014 esta cifra alcanzó el 35 por ciento
  • En 2015 fue de 80 por ciento
  • Para 2016 fue de 133.58 por ciento
  • En 2017 se gastó 200 por ciento más, es decir, 7 mil 160 millones 622 mil 278 pesos extras

Además, cuando en el último año del sexenio peñanietista, Miguel Ángel Osorio Chung abandonó la Segob para ocupar un espacio en el Senado de la República y fue reemplazado por Alfonso Navarrete Prida, el tema siguió igual:

La ASF determinó que en ese año fueron emitidas autorizaciones de estrategias y programas anuales de comunicación social y/o promoción y publicidad a dependencias y entidades que no contaban con recursos presupuestarios previamente autorizados y asignados en el Presupuesto de la Federación para el ejercicio fiscal 2018.

También fue autorizado un aumento en los recursos a los programas anuales sin tener valoraciones fundadas por la Dirección General de Normatividad de Comunicación.

No fueron encontradas pruebas de que la Segob realizara la solicitud para los tiempos oficiales que, por ley, corresponden al estado y que los medios deben otorgar de manera gratuita.

Tampoco se cumplió con la rendición de cuentas, pues la información que cada mes se subió al Portal de Comunicación Social de la Secretaría de la Función Pública (SFP) no coincidió con el dinero reportado en la Cuenta Pública.

Gastos a ciegas

En su investigación, la ASF tampoco encontró los estudios pre-test -que permiten conocer el impacto, comprensión y grado de aceptación que tienen las propuestas de campaña- ni las fórmulas, modalidades y reglas para la asignación de tiempos oficiales.

Lo anterior quiere decir que se pagó a medios de comunicación sin conocer si serían la vía ideal para llegar al público meta o si eran el canal adecuado para comunicar los mensajes.

Diez medios acapataron el 49 por ciento del gasto oficial, siendo Televisa y TV Azteca los mayores beneficiados de estos presupuestos, acumulando entre los dos un total de 3 mil 148 millones de pesos.

Para el ejercicio 2018, la Dirección General de Normatividad de Comunicación (DGNC) de la Segob autorizó las estrategias y programas anuales de comunicación social y/ o promoción y publicidad para 83 dependencias, con un presupuesto de 6 mil 856 millones de pesos.

De esas dependencias, ocho no presentaron las estrategias y programas anuales de comunicación social y/o promoción y publicidad autorizadas; otras dos autorizaron campañas sin verificar el Presupuesto de Egresos de la Federación y usaron montos mayores de los establecidos ahí.

Para aumentar los recursos a los programas anuales de comunicación se pide como requisitos que cuenten con una justificación detallada, en la que se precise el costo y fuente de financiamiento.

También se solicita presentar la modificación, para que posteriormente sea valorada.

En total 20 dependencias solicitaron un incremento por 5 mil 742 millones, entre ellas:

  • Secretaría de Gobernación
  • Secretaría de Salud
  • Comunicaciones y Transportes
  • Desarrollo Social
  • Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano