Contactanos

 

Opinión

Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos

Es bien sabido por todos que la aprobación presidencial crece día a día, porque por primera vez en muchos años tenemos un presidente querido por la gente. Por otro lado, tenemos una oposición que se encuentra cada vez más extraviada, sin proyecto alguno y llena de discursos discriminatorios, cuyas brújulas son el racismo, el clasismo y la mentira. 

Mientras los de oposición se concentran en difundir discursos de odio, Andrés Manuel López Obrador marca la agenda pública con su conferencia matutina, sobre temas que son retomados a lo largo del día y que abren la puerta al debate público: a un diálogo circular. Por eso, cuando el presidente da replica a las múltiples calumnias y guerra sucia de los medios tradicionales, ciertos sectores conservadores terminan furiosos.

Es tan grande la desesperación de algunos conservadores, y están tan carentes de proyectos, que incluso hace algunas semanas declararon que votarían en contra todas las propuestas de reformas a la Constitución que sean promovidas por el presidente. Todas. 

No les interesa debatir sobre los temas fundamentales para México ni hacer acuerdos para trabajar por un país con un mayor bienestar, en el que quepamos todos. No. Han decidido votar en contra y frenar todos los proyectos de reforma, si estos son propuestos por el presidente.

Entre la diversidad de posturas que encontramos, tenemos también a los grandes opinólogos, intelectuales con doctorados y hasta analistas de Harvard, que afirman que vivimos en una época de “obradorcentrismo”, que estamos inmersos en un supuesto presidencialismo, y que la forma más útil de combatirlo es “ignorarlo”. ¿Será que ignorar los debates que se proponen desde la oficina de la presidencia resolverá nuestros problemas? 

Podríamos pasar horas hablando de los sectores tan variados que descalifican al presidente, algunos desde la indiferencia, otros desde la ignorancia y unos cuantos más desde el odio y el enojo que les provocó el perder tantos privilegios. Pero hay algo que todos ellos tienen en común: han decidido cerrar cualquier posibilidad al diálogo, están obnubilados y utilizan como bandera el desprecio y rechazo a quienes han optado por definirse a favor del presidente y el movimiento que encabeza.

Muchos de ellos dicen que el pueblo es tonto, que no sabe de democracia, que ¿cómo van a elegir ellos a nuestros gobernantes? Se cuestionan por qué es que se les permite votar a esa gente cuando no pagan impuestos ni son “estudiados ni “tienen títulos ni educación”.

Incluso escriben en sus columnas de opinión que los simpatizantes de López Obrador están ya muy contentos sólo por el hecho de que gobierna él, y se preguntan por qué están tan calmados si el país se está cayendo a pedazos, y hay hasta más homicidios que con Calderón.

Desprecian a la gente con todo su ser. “¿Cómo van a respaldar a López?, si él no sabe hablar inglés” comentan. Arman enormes campañas de golpeteo, en las que dicen que la sociedad se polarizó en 2018 y que ahora ya no hay libertad de expresión porque el presidente responde cuando lo calumnian.

Afirman que no hay libertad de expresión, y lo gritan desde sus espacios en televisión, en las columnas que escriben en periódicos de circulación nacional y en sus redes sociales infestadas de bots. No hay libertad de expresión dicen, aun cuando pueden hacer las críticas que quieran sin temor a ser reprimidos.

Otros más se preguntan ¿qué harán después sin López Obrador? Y la respuesta es sencilla: Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. Andrés Manuel López Obrador y el movimiento que encabeza están impulsando una revolución de las conciencias, una que ha despertado a quienes se mantenían apáticos y que le da voz a todos los que habían sido silenciados violentamente.

Sin duda alguna, va a ser muy diferente no poder escuchar a Andrés Manuel por las mañanas en su conferencia, pero esta lucha por la transformación con la que ha logrado conmover a muchos, permitirá que se siga impulsando el cambio y que los conservadores que llevan un represor dentro, no puedan regresar a tomar el poder y buscar beneficiarse a costa de las mayorías.

Beatriz Contreras Castillo

Feminista con el corazón a la izquierda. Abogada en proceso de la Facultad de Derecho. Libre y sin miedo. Me gusta mucho escribir y twittear.

5 Comentarios

5 Comentarios

  1. Avatar

    Miguel Antonio

    8 julio, 2022 at 5:11 pm

    Excelente comentario centrado y justo con verdad.

  2. Avatar

    JUAN G B

    8 julio, 2022 at 8:51 pm

    LA OPSICION ES UN INSULTO A LA INNTELIGENCIA DEL PUEBLO CADA VES MAS LEJOS DE EL. Y TAN SERCA DE SU EXTINCION LARGA VIDA A LA 4T

  3. Avatar

    Angel

    14 julio, 2022 at 1:27 pm

    Te amo, Beatriz….CÀSATE CONMIGO !!!

  4. Avatar

    Gonzalo ochoa rodriguez

    23 julio, 2022 at 3:13 pm

    Muy interesante

  5. Avatar

    Gonzalo ochoa rodriguez

    23 julio, 2022 at 3:15 pm

    Secretaria salud

Deja un comentario








Támbien te puede gustar

LMDP

Los movimientos de ultraderecha son inagotables, no importa cuántas veces se les mande a la lona, como lo ha hecho el Gobierno de la...

LMDP

El presidente Andrés Manuel López Obrador exhibió al analista político, José Antonio Crespo, por compartir una foto falsa en donde aparece el mandatario y...

LMDP

El propietario de TV Azteca y las tiendas Elektra, Ricardo Salinas Pliego, enfureció porque el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) lo exhortó...

LMDP

Isidoro Pastor, director del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) reveló que las operaciones diarias de la terminal aérea pasarán de 12 a 46 para...

A %d blogueros les gusta esto: