Una dentista fue el personaje que la prensa anti-AMLO eligió para atacar al subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, y a toda la estrategia federal contra la pandemia del coronavirus.

Para nadie es un misterio que la oposición en México le apostó a descarrilar al gobierno de AMLO durante la pandemia de Covid-19. Pero para hacerlo precisaba tener “voces autorizadas”. La cuestión es que era complicado encontrar académicos y especialistas en el tema que se atrevieran a ser ruines, mentir y propagar información imprecisa. Por eso, se decantaron por una dentista, pero eso sí, titulada en Harvard y con nombre y apellido sonando a extranjero.

Se trata de  Laurie Ann Ximénez-Fyvie, especialista en biología oral y  jefa del Laboratorio de Genética Molecular de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). A ella la eligieron y les ha sido muy funcional: le tiene un odio terrible a Lópe-Gatell, dirige un laboratorio que se escucha muy “rimbombante” y, además, se tituló en Harvard. No importa que los temas sean lejanos a la epidemiología, con el “caché” que dan los títulos basta.

Así pues, en los medios se le comenzó a presentar como “Dra. en Harvard”, y prácticamente todos los espacios se le abrieron: con Carlos Loret, con Gabriel Warkentin, con Ciro Gómez Leyva, con Azucena Uresti en fin, todos los medios “críticos” de AMLO la hicieron una figura “calificada” y “especialista”.

Ximénez-Fyvie, ni tarda ni perezosa, pronto aprovechó que se le daba voz de especialistas en los medios para sacar su asociación y allegarse recursos. Y así fue como fundó “Salvemos con Ciencia”, que se vende como

un equipo multidisciplinario altruista de profesionales independientes, sin afiliación política ni religiosa, comprometidos con encontrar soluciones, desde una perspectiva humana y científica, a la crisis de salud originada por la pandemia de COVID-19 en México.

Desde esa plataforma, Laurie Ann Ximénez-Fyvie, pide donativos supuestamente para contribuir a la labor de “informar y orientar a la población”

 

Hace unos días Laurie Ann Ximénez-Fyvie anunció que publicaría su libro llamado Un daño irreparable, la criminal gestión de la pandemia en México. Pronto, como era evidente, los medios “críticos de AMLO” le abrieron los espacios y echaron a andar una maquinaria para hacer de ese libro “el gran libro”.

La cuestión es que, mientras ella presumía su libro y los presentadores de noticias le daban el trato de una gran especialistas en epidemiología, en las redes sociales, el periodista Luis Guillermo Hernández la mostró como lo que es: una dentista oportunista que, además de tenerle un odio muy irracional a Hugo López-Gatell, ha sido financiada por la Fundación Mexicana para la Salud, una organización aliada de la comida chatarra.

El hilo de Luis Guillermo:

La odontóloga ha sido cuestionada en redes sociales por su falta de preparación para hablar del tema y escribir un libro. Incluso ya se le conoce como “Dra. Harvard”.