El presentador de noticias, Ciro Gómez Leyva, se victimizó y afirmó que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, “encabeza y orquesta” una estrategia de “insulto, calumnia e intimidación” contra periodistas, y que eso es “preocupante”.

Así lo hizo saber en su cuenta de Twitter, al terminar la conferencia de prensa de Andrés Manuel López Obrador.

Todo comenzó hoy en la mañanera, cuando Carlos Pozos, conocido como “Lord Molécula”, le preguntó al presidente si, a partir de varios campañas con mentiras de periodistas y presentadores de noticias, “¿la Secretaría de Gobernación, a través de radio y televisión podría hacerles un exhorto a conducirse con respeto, con que no hagan mentiras falsas?”.

La respuesta de AMLO fue rotunda: “Mire, tiene que haber esa crítica, porque es consustancial a la democracia, ya hemos hablado de esto”.

Para hacer la pregunta, Pozos había dado un contexto, donde afirmó lo siguiente:

Mi colega Julio C. Roa y Vicente Serrano, de Sin Censura, en una investigación recuerdan de un Twitter del señor Ciro Gómez Leyva, donde decía que la diferencia de Epigmenio Ibarra no es empresario, no ha recibido dinero público, no ha vendido publicidad ni servicios de propaganda, esto lo decía el 29 de mayo de este año.

Pues, presidente, resulta que hay documentos del 2013 de la Dirección de Normatividad de Comunicación de la Presidencia en donde su programa Fórmula de la Tarde recibió un millón 707 mil pesos y además en la página 66 de ese documento dice que el señor Ciro Gómez Leyva, no el programa de Fórmula de la Tarde, recibió un millón 113 mil pesos pagados por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Igualmente, indicó que Gómez Leyva había llamado “mentiroso” a AMLO.Y parece ser que estos comentarios de “lord Molécula” fueron lo que indignaron a Ciro Gómez Leyva.

Andrés Manuel López Obraodr, después de haber reiterado que la gente tiene el derecho a expresarse, ahondó de dónde había surgido la palabra “chayote” para referirse a la manera en que los gobiernos otorgaban dinero para que la prensa hablara bien.

Y mencionó que durante años él y su movimiento estuvieron vetados de los medios de comunicación, y eran pocos los que le daban espacios:

Hasta hace poco que estábamos en la oposición, yo recuerdo que no me daban entrevistas hace cinco años. Recuerdo que me daba entrevistas el licenciado Jacobo Zabludovsky en su programa de radio, excepcional porque no me entrevistaban, no me invitaban y él me abría micrófono de manera muy peculiar, porque traía la presión de los dueños de la estación.

Necesitábamos comunicar algo, porque todavía las redes no eran lo que son ahora, íbamos a hacer un acto, nos íbamos a concentrar en el Zócalo para protestar por algo y necesitábamos que la gente lo supiera. La comunicación es fundamental, entonces un programa de radio en aquel entonces era escuchado por miles, a veces millones.

Le agradezco mucho a él, porque me daba la oportunidad. Claro me decía: ‘Nos pidió usted, licenciado, tiempo para expresar algo, porque tiene usted algo qué comunicar, le escucho’. Entonces, empezaba yo a hablar, taca, taca, taca, ahí sí de corrido, aprovechando, trun, trun, trun, no me interrumpía. Ya cuando terminaba yo: ‘¿Es todo, licenciado?’ No me hacía una sola pregunta.

Igualmente, recordó que en 2006 hubo una guerra sucia en su contra:

cuando nos roban la Presidencia, la guerra sucia, el que yo era un peligro para México, se apoya fundamentalmente en el control absoluto de los medios de comunicación. Estábamos en campaña cuando lanzan esto de que yo era un peligro para México. El primero que me advierte que venía esa campaña y no le creía o lo consideré un absurdo fue Carlos Monsiváis, me dijo:

-Viene esta campaña y el eje va a ser que eres un peligro para México.

-Ay, Carlos, ¿quién va a creer eso?

Y claro, era algo elemental, corriente, un peligro para México. Lo acuñó un publicista estadounidense, acuñó la frase. Pero no era la frase, sino la repetición, y no poder nosotros defendernos.

Me acuerdo que una televisora nos suspendió nuestro plan de publicidad cuando estaba a todo lo que daba lo del peligro para México, no aparecíamos en la televisión, en una de las televisoras, porque argumentó que no pagábamos por adelantado la publicidad. Claro, una excusa para sacarnos en tanto estaba la campaña en contra nuestra.

Estos comentarios, parece ser, le molestan mucho a Ciro Gómez Leyva, quien acusa que el presidente emprende a diario una campaña contra los medios de comunicación y los periodistas.

Hace unas semanas, AMLO mencionó en la mañanera que Ciro Gómez Leyva se había reunido con Genaro García Luna cuando éste era secretario de seguridad, y el presentador de noticias estalló de enojo por la mención.