Los pronósticos de algunos especialistas sobre la economía mexicana eran adversos, sin embargo el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) logró que el peso mexicano no se disparara y cotizara por debajo de las 20 unidades por dólar.

Este lunes se cotizó en 19.99 y hasta 19.44 a la compra en algunas ventanillas, luego de haber llegado casi a 25 pesos tras el brote de COVID-19, por lo que literalmente rompió la barrera hacia abajo.

El peso mexicano se apreciaba el lunes pasado a niveles no vistos desde principios de marzo. Uno de los motivos principales por el que se cree que se ha visto una mejoría es debido al desarrollo de vacunas contra el nuevo coronavirus.

AstraZeneca informó que su vacuna podría tener una efectividad del 90%, sumándose a positivos anuncios anteriores de Moderna y la alianza de Pfizer con BioNTech.

“Esta vacuna (AstraZeneca) como las que se han dado a conocer han resultado positivas para los mercados, sin embargo, el ritmo de contagios se mantiene en niveles preocupantes alrededor del mundo”, dijo el grupo financiero Monex en una nota de análisis.