Contactanos

 

Opinión

Contra los indiferentes a la soberanía y al pueblo

Contra los indiferentes: contra ellos fue propuesta y al final realizada la consulta de revocación de mandato del 10 de abril, aunque muchos no pudieron darse cuenta de ello.

Se trató de la convocatoria inédita (hay 23 países más o menos en donde ya existe este mecanismo) para recordarle a la nación lo que dicta el artículo 39 de la Constitución: “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo –el énfasis es mío– el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno.”.

Está dicho en nuestra Carta Magna, pero como ya nadie la lee ni le importa, porque le es indiferente, entonces se piensa que estamos a las puertas de una dictadura tropical, cuando lo que ha ocurrido en realidad es que el presidente ha dejado un precedente germinador para que el pueblo se dé a respetar, por aquello que decía Vasconcelos cuando afirmaba que se paga muy caro cuando no lo hace.

La reacción conservadora, ahogada tristemente en su amargura y en su ciego odio de clase, sólo fue capaz de ver en esto un experimento para que el presidente se reelija. No pueden ver más allá, y es tan cobarde que no sería capaz de organizar a nadie en caso de que así ocurriera, y seguramente pediría el auxilio del Parlamento Europeo, de Estados Unidos o de algún monarca austriaco para que vengan a salvarnos de los Juárez o los López.

Hay un texto magnífico de Gramsci de febrero de 1917, que se llama “Odio a los indiferentes”. Me he inspirado en él para redactar estas líneas. “Odio a los indiferentes –nos dice–. Creo que «vivir significa tomar partido». No pueden existir quienes sean solamente hombres, extraños a la ciudad. Quien realmente vive no puede no ser ciudadano, no tomar partido. La indiferencia es apatía, es parasitismo, es cobardía, no es vida. Por eso odio a los indiferentes.”

Hay dos muestras verdaderamente patéticas de esta indiferencia cívica: una fue de Ricardo Salinas Pliego, que twitteó mofándose con sarcasmo que él vota por un Vodka Martini con oliva. El otro fue un Tik Tok que me compartieron en un chat, en donde un regiomontano mostraba su pulgar manchado diciendo que él ya había cumplido con su deber cívico, que era el de haber encendido el carbón de la carne asada tradicional de los domingos.

El millonario y el lumpen mostrando cual mamarrachos, descaradamente –uno con vodka y jugando golf, el otro con caguama y viendo el futbol–, su insolencia política de una manera repulsiva, indiferentes al hecho de que en 1910 México tuvo una revolución por defender como bandera de lucha el sufragio efectivo.

Contra ellos fue el ejercicio de revocación de mandato. La historia nos dirá quién tuvo la razón.

Ismael Carvallo Robledo

Profesor de historia, política y filosofía. Lleva más de veinte años en la función pública, y es director del Espacio Cultural San Lázaro de la Cámara de Diputados.

2 Comentarios

2 Comentarios

  1. Avatar

    JLRS

    17 abril, 2022 at 10:12 pm

    Excelente visión de lo que yo he considerado, apático o apática…
    INDIFERENTES???
    No!, cobardes…

  2. Avatar

    Kali Golden

    18 abril, 2022 at 2:50 pm

    excelente reflexión, muchas gracias

Deja un comentario

Támbien te puede gustar

LMDP

Rafael Barajas ‘El Fisgón’ es un personaje que no se anda por las ramas cuando de confrontar se trata. Lo hizo con Carmen Aristegui...

LMDP

La producción de petrolíferos en las seis refinerías que integran el Sistema Nacional de Refinerías (SNR) creció 10 por ciento de enero a marzo...

LMDP

Después de que la senadora panista, Lilly Téllez llamara al Presidente Andrés Manuel López Obrador “un enano entre gigantes”, el mandatario respondió que “los...

LMDP

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) mantiene una querella contra la española Iberdrola en la que solicita 200 millones de dólares en compensación por daños y perjuicios....

A %d blogueros les gusta esto: