Las diferencias entre el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa y Andrés Manuel López Obrador (AMLO) están sacando chispas. Durante su conferencia mañanera, el tabasqueño le asestó un duro golpe al ex panista, al considerar que su sexenio estuvo dominado por un Narcoestado. 

“Se llegó a hablar de un Narcoestado, y yo sinceramente, en ese entonces pensaba que no era correcto clasificar de esta manera al Estado Mexicano, pero luego con todo esto saliendo a relucir, pues si se puede hablar de un narcoestado”, aseveró AMLO en su conferencia mañanera.

“Estaba tomado el gobierno, quienes tenían a su cargo combatir la delincuencia estaban al servicio de la delincuencia, mandaba la delincuencia, era la que decidía a quien perseguir y a quien proteger”, añadió el mandatario. 

 

Eso, por supuesto que no le gustó a Calderón, quien pidió a sus amigos que le abrieran los micrófonos. Recurrió al programa que conduce Joaquín López Dóriga en Radio Fórmula y no sólo rechazó los señalamientos, sino que además aseguró que él ha sido el ex presidente de México que más ha combatido criminales.

“Me podrán criticar muchas cosas, habrá quien incluso esté de acuerdo en desacuerdo con esa actitud y estrategia, pero yo no soy el Presidente que anda saludando a la mamá del ‘Chapo’ (Guzmán), no liberé a ningún criminal en ninguna circunstancia, ni a los hijos del Chapo, ni a los sobrinos. Soy el presidente del gobierno que más criminales ha extraditado ante la justicia de Estados Unidos, el que más ha capturado a los más buscados de la justicia, 25 de 34”, afirmó. 

López Dóriga lo dejó que hablara; le preguntó además  por las amplias referencias que se han hecho de él y de su ex secretario de Seguridad, Genaro García Luna, con el Cártel de Sinaloa. Calderón se limitó a señalar que es una “calumnia”, porque es un asunto no resuelto. 

Aseveró que a diferencia suya, en el Gobierno de AMLO la gente se hace justicia por su propia mano porque “hay un proceso de captura del estado de impunidad, déjalos hacer, déjalos pasar ordenada por el propio presidente”.

En reiteradas ocasiones se dijo inocente de los hechos que se le imputan, a la vez que calificó a AMLO como un “déspota” que intenta hacer un circo llevándolo ante la justicia popular.

“No acepto que se deje a cuestiones de consulta popular algo que debe ser decidido por las leyes y por los jueces, si soy culpable que se me acuse y consigne y si soy inocente, que por favor se callen la boca”, exclamó.

Posteriormente, en el programa de radio del periodista Ciro Gómez Leyva, Calderón dijo que el actual Gobierno busca involucrarlo en los casos de corrupción, pero que “le van a hacer los mandados” pues él no cometió ningún ilícito.

“El gobierno de López Obrador me está tratando de asustar con filtraciones ilegales, pero me va a hacer los mandados; los señalamientos en mi contra no me preocupan, sólo me molestan”, dijo Calderón.

Incluso acusó a AMLO de “persecución política” por las filtraciones de la Fiscalía General de la República (FGR) en el caso de Odebrecht que publicó la revista Proceso.

“Lo que están haciendo es utilizar la Justicia o la Fiscalía, no para hacer justicia, sino para asustar o querer asustar o castigar a enemigos políticos, adversarios del Gobierno que saben que les pueden quitar la mayoría en el 2021, esta es una persecución política que no tiene base”, dijo.

Calderón, quien  busca obtener el registro de su nuevo partido, México Libre, señaló como principal responsable de la trama de Odebrecht a Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex).