Si hoy se repitiera la elección del 2018, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) volvería a ganar la Presidencia de la República con una preferencia del 59 por ciento, es decir, seis puntos más de los que tuvo en la votación de 2018,  revela  un estudio de la consultora Parametría.

La casa encuestadora detalla que aunque la aprobación del tabasqueño ha disminuido hasta 20 puntos, la preferencia hacia él y al partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) continúa con gran ventaja respecto a otros candidatos.

La empresa señala que esta medición es importante porque podría ser un indicador “de qué pasaría si hubiera una consulta sobre el mandato del Presidente”, quien no estará en la boleta electoral del próximo año, pero sí “en la mente de los electores”.

En el registro anterior de Parametría, hecho en agosto de 2020, el porcentaje de personas que admitió haber votado por Andrés Manuel era de 54. Ahora, un mes después, la cifra subió a 59.6 por ciento.

La casa encuestadora menciona  que la caída de la aprobación presidencial ha variado en los dos años de gestión. Sin embargo, la preferencia por Morena se mantiene estable y vigente, pues en la última medición reflejó un 43 por ciento, número similar al que obtuvo en 2018.

“En la última medición cara a cara de Parametría, Morena obtendría el 43 por ciento de las preferencias, número muy similar al que obtuvo en 2018. Morena obtuvo junto con el PT y Encuentro Social 43 por ciento de la preferencia electoral en 2018. Es decir, obtuvo 10 por ciento menos que el candidato, ahora Presidente, López Obrador”, detalla el estudio.

De acuerdo con Parametría, en la elección intermedia del 2021, se pondrá en juego la popularidad de AMLO, la preferencia por Morena, contra los liderazgos locales.

“Asumir que a Morena le va a ir bien sólo porque a nivel nacional tiene buenos números no refleja necesariamente lo que pasa a nivel local. Faltan todavía 9 meses para las elecciones, mucho puede cambiar, pero los datos hasta el día de hoy son útiles para entender de que va a depender la dinámica electoral”, concluye el estudio.