El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) Luis María Aguilar Morales, quien  propuso declarar inconstitucional la solicitud para realizar una consulta ciudadana en la que se pregunte si se debe o no juzgar a los ex presidentes del periodo neoliberal, que incluyen desde Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto, llegó con Felipe Calderón Hinojosa.

En una recopilación histórica, el portal  SinEmbargo destaca que Luis María Aguilar se convirtió en ministro de la SCJN el 1 de diciembre de 2009, postulado por el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, quien  forma parte de la lista de quienes serían enjuiciados.

Incluso fue presidente del máximo órgano de justicia en el  2015, cuyo proceso requirió 32 rondas de votación. Su vida personal y su desempeño como ministro están llenos de polémica. En 2011 por ejemplo,  votó a favor de de un artículo de la constitución de Baja California que protege la vida desde la concepción.

También evitó mediante su votó que Juan Molinar Horcasitas, ex director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), así como Daniel Karam, quien lo sustituyó en el cargo, no se vieran involucrados en violaciones graves a los derechos humanos por el incendio de la Guardería ABC el 5 de junio de 2009 en Hermosillo, Sonora.

En lo que concierne a su vida personal, ha sido señalado por tener relaciones cercanas y  de amistad con personajes de la políticas, sindicalismo y abogados relacionados con hechos delictivos, entre ellos Juan Collado, quien actualmente está preso y enfrenta un proceso legal por el presunto delito de lavado de dinero.

El ministro acudió a la boda de su hija, Mar Colado Dot en mayo de 2019, un evento, conocido como la “boda maldita”,  debido a que algunos de los invitados actualmente enfrentan acusaciones penales por corrupción y desvíos, como Rosario Robles Berlanga, ex secretaria de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), y Alberto Elías Beltrán, ex titular interino de la entonces PGR (hoy Fiscalía General de la República).

Cabe recordar que un mes después de la boda varios de los invitados fueron detenidos, entre ellos el propio Juan  Collado; poco después fue aprehendida Rosario Robles; y el 3 de octubre Medina Mora renunció a la SCJN, en medio de acusaciones de lavado de dinero. 

A esa boda asistieron también el ex presidente Enrique Peña Nieto y su novia Tania Ruiz; el ex líder del sindicato petrolero Carlos Romero Deschamps; Alfedo del Mazo Maza, Gobernador del Estado de México; Raúl Salinas de Gortari; José Narro Robles, ex titular de la Secretaría de Salud; Diego Fernández de Ceballos; y los ministros Jorge Mario Pardo Rebolledo y Luis María Aguilar Morales. 

El proyecto de resolución será votado este jueves, sin embargo, el ministro anticipó  su intención de declarar inconstitucional la solicitud de consulta que le fue turnada por el Senado de la República después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) le hiciera la petición. 

“La consulta no es viable, pues representa una restricción de los derechos humanos, ya que condiciona la ejecución de la justicia al resultado de un mecanismo participativo”, señala Aguilar Morales.

El proyecto elaborado por el ministro, “determina que el Estado mexicano no puede preguntar si se debe juzgar a los ex presidentes, pues en caso que éstos hayan cometido algún delitos es obligación de las autoridades llevar a cabo los proceso correspondientes, sin necesidad de una consulta”.

En otro de los puntos, Aguilar Morales expone que la forma en que se redactó la solicitud de consulta, vulnera la presunción de inocencia de los ex presidentes. 

“El objeto de la consulta y la forma en que se redactó la pregunta permite identificar, con toda claridad, a las personas a las que la consulta propone investigar penalmente, lo que puede vulnerar la presunción de inocencia de las personas que ejercieron el cargo de Presidente de la República en periodos pasados”, indica el proyecto.

El ministro de la SCJN, Luis María Aguilar Morales. Foto: Especial.

Apenas ayer, la Mesa Directiva del Senado de la República hizo la entrega oficial al Instituto Nacional Electoral (INE) de las firmas de apoyo ciudadano para realizar las consultas contra ex presidentes mexicanos señalados de corrupción.

Por medio de un comunicado, el INE,  dio a conocer que le fueron entregadas 80 cajas con formatos firmados para el “juicio a ex presidentes e investigación” y “juicio a ex presidentes para condenar los presuntos actos ilícitos que hayan causado afectaciones o daños graves al país”.

El INE tendrá que verificar que las firmas recabadas correspondan al equivalente del  2 por ciento de la lista nominal, es decir,  un millón 821,405 firmas.