Contactanos

 

Opinión

Todos contra Morena o cómo es que la derecha está desesperada

No es un misterio: hay una campaña en contra de Morena, y en ella participan los partidos de oposición, grupos empresariales que ya no pueden ejerce la corrupción a su antojo, élites que se siente despojadas de sus beneficios y un selecto y muy pequeño grupo de potentados que no se acostumbra a ya no mandar en el país.

Ellos, todos, quieren derrotar a Morena. Y han invertido millones de pesos para tal fin. Saben que si vencen a Morena tendrán más posibilidades de impedir que Andrés Manuel López Obrador gobierne. Y saben (y esto es lo más importante) que si vence Morena, la transformación del país se ahondará y será prácticamente imposible de revertir.

Por eso en este 2021 están haciendo todo lo posible y lo imposible para impedir un triunfo de Morena.

Pagan bots. Pagan periodistas. Pagan articulista. Pagan coberturas en grandes medios de comunicación. Pagan abogados. Pagan a algunos consejeros del INE. Pagan a ciertos magistrados del Tribunal Electoral. Pagan presidentes de partidos opositores. Pagan a “influencers”. Pagan todo porque no quieren, por ningún motivo, que Morena gane.

No les importan ya las formas: que si son lo mismo, que si no hay diferencias, que si no les importan las ideologías. Ellos tienen un fin: impedir que el partido del presidente obtenga la mayoría en el Congreso.

¿Amerita esto el gasto millonario que están haciendo? Para ellos sí. Lo que perdieron con la llegada de AMLO a la presidencia es mucho. Millones y millones en corrupción. Millones y millones en contratos. Millones y millones en tranzas. Y especialmente, la pérdida del poder, de decir qué se hacía y qué no. Eso bien vale la millonada que hoy se están gastando.

Pero hay algo que no comprenden esos señores que hoy encabezan una ruda campaña en contra de Morena: que la gente ya no es tan manipulable. Y que, por fin, después de una larga espera, las personas de a pie tiene a un político que lo representa.

Anuncio publicitario. Siga deslizando para continuar leyendo

Por eso, todos sus millones, toda la compra de un aparato de propaganda que han hecho y todas las personas que están a su servicio no son suficientes para vencer a un pueblo que, por fin, ve que quien lo gobierna es una persona honesta, sincera, humilde y que nació de ahí de donde ellos vienen: de abajo.

Eso no se puede vencer con millones. Y es que, esos potentados que se sienten dueños de todo, nunca han comprendido lo que significa la dignidad. Nunca lo entenderán.

La derecha está echando la casa por la ventana. Y eso sólo indica una cosa: están desesperados porque van a perder. Entienden que cada día están más cerca de irse al basurero de la historia.

Jorge Gómez Naredo
Escrito por

Profesor en universidad pública. Fundador, junto con Jaime Avilés y César Huerta, de la Revista Polemón.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Támbien te puede gustar

UIP

Desde que entró al Gobierno de Vicente Fox, Max Cortázar, el actual vocero de Xóchitl Gálvez, es un turbio y oscuro personaje que durante...

Taim-Lain

Por unanimidad de votos, la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó a su Secretaría Ejecutiva retirar la expresión “narco...

Taim-Lain

La Dirección del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) implementó el programa “AIFA Pass“, el cual ofrecerá descuentos parciales y totales en los peajes a los...

Taim-Lain

Una despensa a cambio del voto para Xóchitl Gálvez y Santiago Taboada, es lo que ofrecen perredistas en carpas instaladas en las inmediaciones del...