En los últimas dos administraciones, el Gobierno de Sinaloa ha contratado, por lo menos, 161 millones 707 mil pesos con 106 empresas que fueron calificadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como fantasma.

De ese total, los gobiernos de Quirino Ordaz Coppel y Mario López Valdez han entregado 66 por ciento -107 millones 951 mil pesos- a únicamente 10 empresas, dos de ellas vinculadas entre sí mediante sus integrantes.

Las transacciones con las empresas fantasma, Empresas Factureras de Operaciones Inexistentes (EFOS) como se les conoce formalmente, se realizaron entre 2014 y 2019 con prácticamente todas las dependencias estatales.

La mayor parte de estas EFOS forman parte de redes de operación más amplias que repiten patrones, como:

  • Son creadas el mismo día o el mismo mes
  • Comparten socios, comisarios, apoderados legales y domicilios fiscales
  • Son de reciente creación
  • Sus domicilios se encuentran abandonados, cerrados o en casas particulares

En varios casos, luego de haber emitido sus facturas al Gobierno, fueron disueltas o liquidadas, o bien, otras fueron contratadas aún cuando estaban boletinadas por el SAT.

Por ello, un reportaje de Miriam Ramírez, que conforma el Hub de Periodismo de Investigación de la Frontera Norte, elaborado por el International Center for Journalists y el Border Center for Journalists and Bloggers, en el que se tuvo acceso a información del SAT reveló que la dependencia entregó más de 6 mil 33 facturas.

Las mismas fueron emitidas entre 2014 y 2019 por personas físicas y morales, que fueron incluidas en la lista de contribuyentes incumplidos con el Código Fiscal de la Federación, en su artículo 69-B.

Gobierno de Mario López Valdez (Malova)

En la segunda mitad del Gobierno de Malova, entre 2014 y 2016 se erogaron 134 millones 466 mil 855 pesos a 95 empresas que más tarde fueron calificadas como fantasma. Más de la mitad de esa suma -87 millones de pesos aproximados- se contrataron con sólo 15 empresas.

De esas 15, 11 empresas fueron creadas en Culiacán con personas en común, quienes se intercambiaron roles en las empresas, algunas veces como accionistas, comisarios de vigilancia, administradores únicos, entre otras funciones no especificadas.

Infografías e ilustraciones: Martha Rivera Tomadas de: Infobae

Dichas empresas facturaron 25 millones 550 mil pesos al Gobierno de Sinaloa entre 2014 y 2016.

En este periodo, se registraron operaciones con empresas fantasma en casi todas las dependencias estatales, pero destaca lo facturado en dependencias como:

  • Coordinación General de Comunicación Social
  • Secretaría de Educación Pública y Cultura
  • Secretaría de Seguridad Pública
  • Secretaría de Desarrollo Económico
  • Secretaría de Agricultura y Ganadería

Los pagos se hicieron por compras de colchones, láminas, obras públicas, asesorías financieras y administrativas, papelería, equipo de cómputo, material de limpieza de oficinas, publicidad, impresión de informes de gobierno y hasta la ejecución de programas de prevención de violencia y delincuencia en comunidades indígenas.

Es importante señalar que las facturas correspondientes a la primera parte de la administración de López Valdez no se pudieron conocer, porque fue hasta 2014 que entró en vigor la reforma al Código Fiscal de la Federación, en la que se facultó al SAT detectar, investigar y difundir los nombres de contribuyentes irregulares.

Sobre las empresas

Entre abril, mayo y julio de 2013, se crearon empresas de giro comercial que comenzaron a facturarle a los pocos meses al gobierno de Sinaloa:

  • Materiales y Servicios DAS SA de CV
  • Hades Obras y Servicios Integrales SA de CV
  • Lex Publicidad Integral SA de CV
  • Servicios de Desarrollo Comercial y Organizacional SA de CV
  • Equipos y Alimentos Nash SA de CV
  • Grupo Soluciones Versin SA de CV

Luego, entre septiembre y octubre de 2014 los mismo accionistas crearon otras tres empresas: Verkope Calidad Comercial SA de CV, Grupo CH Colors SA de CV y Grupo Comercial Kanave SA de CV. Las dos últimas tienen la misma fecha de creación.

En marzo y noviembre de 2015 fueron registradas otras dos sociedades: Equipo y Construcción Andati SA de CV y Servicios Magetsi SA de CV.

Estas empresas prestan servicios variados, desde obras de reparación en escuelas públicas hasta servicios de cafetería, venta de playeras y gorras bordadas o asesoría en comercio exterior para pequeñas y medianas empresas.

De las 95 empresas calificadas por el SAT como EFOS y que operaron en el periodo de López Valdez, Avanti Dirección fue la que facturó el monto más alto. En mayo de 2014 recibió del gobierno estatal 12 pagos por un total de 21 millones 904 mil pesos por diversas consultorías sobre temas laborales.

Los servicios facturados son:

  • Asesoría en litigios laborales
  • Digitalización de expedientes laborales
  • Evaluación de prestaciones
  • Análisis de antigüedad en el servicio público
  • Investigación socioeconómica para empleados de base
  • Aplicación de controles de supervivencia para pensionados e investigación socioeconómica para empleados de confianza

Le siguió la empresa Tal Digital, comercializadora con domicilio en Guadalajara, Jalisco, que facturó 17 millones de pesos para proveer de bultos de lámina negra reforzada, colchonetas y cobijas.

Gobierno de Quirino Ordaz Coppel

Entre 2017 y 2019, la facturación falsa se redujo pero no desapareció. En ese periodo el Gobierno de Sinaloa destinó 27 millones 240 mil 204 pesos con 17 empresas que el SAT calificó como fantasma. El 80% de esos recursos se entregaron a la empresa Grupo MGRF & Asociados SA de CV.

De las 17 empresas detectadas, cinco se registraron entre enero y febrero de 2017, al mismo tiempo que iniciaba el gobierno de Ordaz Coppel y, una de ellas, duró únicamente 13 meses activa.

Infografías e ilustraciones: Martha Rivera Tomadas de: Infobae

En la mayoría de las facturas revisadas en ese periodo no se especifica para qué dependencia es la compra, pero sí destacan algunas facturas con órdenes de compra de la Secretaría de Turismo y de la Secretaría de Pesca.

De todas, la empresa que resultó mayormente beneficiada fue Grupo MGRF y Asociados SA de CV, una empresa fundada en enero de 2016 en Culiacán. Aunque una solicitud de transparencia revela que el Gobierno sólo reconoce haberle comprado 56 mil pesos, el SAT tiene registro de 22 millones de pesos.

La empresa se registró en 2016, pero comenzó a facturar al Gobierno estatal a finales de 2017, por conceptos tan distintos como una producción audiovisual, servicios de paquetería y hasta el suministro y aplicación de pintura de aceite amarilla y blanca.

La empresa fue disuelta y liquidada en enero de 2019 y, una semana después, el SAT la listó en la categoría de presuntos contribuyentes incumplidos y en agosto de ese año fue calificada como EFOS de forma definitiva por haber simulado operaciones inexistentes.

Empresas Fantasma

Hasta el 18 de agosto pasado, todas las empresas analizadas por el trabajo periodístico seguían incluidas en el listado más reciente de Empresas Facturadoras de Operaciones Inexistentes, en la categoría “definitiva”, publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Cuando una empresa se encuentra en ese listado aún puede abandonar dicho estatus, pero es muy raro que lo logren; deben pasado por un largo proceso de revisión y llamado a cuentas para que demuestren que son empresas con operaciones reales.

Para la investigación, se buscó la versión del gobierno de Sinaloa y del ex gobernador Mario López Valdez. Ambos replicaron que las contrataciones de sus periodos se hicieron apegadas a la normatividad y que, en su momento, se verificó la situación fiscal de las empresas contratadas.