Gerardo Esquivel Hernández, quien se postula como próximo subsecretario de egresos en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, informó que los programas sociales y mejoras económicas generarán que el poder adquisitivo aumente entre los sectores más vulnerables, por lo que el salario mínimo de 2019 sacará de la pobreza extrema a los trabajadores.

Explicó que el próximo año será el primero en que el salario mínimo real supere la línea de bienestar mínimo, y será posible separar a dos personas de la pobreza extrema.

“Es decir, el trabajador y un miembro de su familia, para que al menos 2019 sea el primero en mucho tiempo, un año en el cual un trabajador formal tenga un ingreso suficiente para que él y un miembro de su familia no estén considerados como pobres extremos”, detalló.

Gerardo Esquivel, próximo subsecretario; Andrés Manuel López Obrador y Carlos Manuel Urzúa, propuesto como titular de la SHCP. Foto: Cuartoscuro

El virtual servidor público del gobierno de AMLO, indicó que existe la posibilidad de que el salario mínimo aumente a 101 pesos diarios a partir del primero de enero de 2019.

“Se va anunciar, posiblemente, y se está hablando de eso con los distintos agentes económicos sobre la posibilidad, muy real, de aumentar el salario mínimo, por primera vez en mucho tiempo, por encima del umbral de pobreza extrema, de la línea de bienestar mínimo, como la define el Coneval, que son 100, 101 pesos. Va a ser de lo primero que se va a anunciar, posiblemente, desde el primer día de diciembre y va a entrar en vigor el primer día de 2019″, explicó en una entrevista con el periodista Javier Risco en El Financiero TV.

Esquivel también descartó que el aumento al salario mínimo genere presiones para la inflación.

“Este año ya aumentó de manera significativa el salario mínimo, está en 89 pesos y ya ese temor que se había generado por el tema inflacionario, el cual, discutimos durante mucho tiempo académicos en contra de esa idea, se logró que se diera ese aumento en términos reales por primera vez en mucho tiempo y no generó presiones inflacionarias, no generó presiones salariales en otro tipo de trabajadores y en cambio sí benefició la calidad de vida de muchos trabajadores”.

Hace unos días en un foro realizado en el Senado, donde se analizan las 11 reformas estructurales del sexenio de Enrique Peña Nieto, Esquivel consideró que sobre ellas se ofrecían resultados muy importantes e inmediatos, pero que al momento lo que se tiene son impactos parciales y fallas en la implementación.

Añadió que el propósito es lograr que el salario mínimo cumpla con lo que está establecido en la Constitución, que es permitir que un trabajador formal que trabaja ocho horas pueda hacer que él y su familia no estén en situación de pobreza.

“Eso parece fácil decirlo, pero sería, insisto, la primera vez en muchos años en que esto ocurriría”, apuntó.

Afirmó también que el nuevo Gobierno no va a fallar, y que para alcanzar el éxito serán encaminados 25 programas prioritarios que se financiarán con los recursos que se obtengan al poner en marcha el plan de austeridad del gobierno y al revisar la discrecionalidad en el ejercicio del Ramo 23.

Dijo estar a favor de la creación de un Consejo Fiscal que supervise la conducción de la Política Fiscal con el cual no habría el actual problema de endeudamiento y también explicó que la inversión pública será motor de la economía con una participación inicial del 1% del PIB, es decir, cerca de 200 mil millones de pesos, lo cual ya representa una diferencia en los factores de la economía, pues en el sexenio de Peña Nieto fue menor.

Explicó que con las reformas que se están planeando, se impulsarán programas sociales que ayuden a los adultos mayores a tener capacidad de compra. También serán impulsados programas en el sur del país, para reducir la desigualdad, fortalecer el mercado interno y combatir la inseguridad.

Por último, recalcó que algunas de las reformas estructurales impulsadas en el sexenio actual tienen un impacto muy importante y están funcionando, por lo que no serán desechadas en su totalidad.