Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Polemon | 24 febrero, 2018

Scroll to top

Top

2 Comentarios

Silencio cómplice: Mancera y la desaparición de Marco Antonio

Silencio cómplice: Mancera y la desaparición de Marco Antonio

Por: Jorge Gómez Naredo (@jgnaredo)

I

28 de enero de 2018. Hasta ahora, quienes gobierna la Ciudad de México solamente tienen silencio y palabras vagas, incluso ofensivas.

Es su culpa, de eso no cabe la menor duda. Fueron ellos. Y solamente tienen nada: ninguna explicación, ningún por qué. Ningún DÓNDE.

Al chico, sin hacer nada grave, lo detuvieron. Como suelen ser muchos policías (especialmente a partir de la llegada de Miguel Ángel Mancera a la Ciudad de México) se portaron prepotentes: lo pusieron con golpes en el suelo y le dijeron que estaba detenido, que lo iban a llevar a la cárcel, que por ser joven (debemos decir, casi niño) le iban a violar los derechos humanos. Que ellos mandaban. Que ellos la ley, la fuerza: los jefes.

Eso hicieron los policías de la ciudad de México.

Lo subieron a la patrulla. Y después, de él, de Marco Antonio Sánchez Flores, apenas un niño adolescente, no se ha sabido nada. NADA.

La última vez que se le vio al joven Marco Antonio Sánchez. Foto: Especial

II

Miguel Ángel Mancera no ha dicho nada. Ni una palabra. Ni una mueca. Ni una cara de preocupación. Ni un pedazo de solidaridad. No ha dicho un “vamos a hacer algo”. Evidentemente, no ha reconocido que la policía que él en última instancia dirige, es una policía que desaparece jóvenes, una policía delictiva.

Gendarmes de la Ciudad de México desaparecieron a un niño adolescente. Y Miguel Ángel Mancera…, silencio. En su cuenta de twitter ha puesto en estos días mensajes de “estamos haciendo cosas buenas”, “somos buenos”. Nada de Marco. Nada de policías delincuentes. Nada de desaparición forzada.

Y lo peor: su jefe de seguridad pública emitió un comunicado que es una cachetada, una insensibilidad, una bola de cinismo: publicaron que ellos, que fueron los culpables de la desaparición de Marco, “coadyuvarán” a “localizar a un joven extraviado”.

¿“Joven extraviado”? No, no está extraviado, está DESAPARECIDO. Y son ellos, los policías de Miguel Ángel Mancera, los que lo hicieron.

Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México Foto: Adolfo Vladimir/Cuartoscuro

III

Miguel Ángel Mancera era, hasta hace unos días, un cadáver político. Ahora es un delincuente.

Y es que los policías que secuestraron y desaparecieron a Marco Antonio Sánchez Flores son policías que él, en última instancia, controla y dirige. Y si Mancera no ha hecho nada por detener a dichos policías, por aclarar lo que pasó, por localizar al niño adolescente, por traerlo de regreso y sano, si no ha hecho eso Mancera, entonces está siendo omiso y está siendo cómplice, y como los policías que desaparecieron a Marco Antonio, él también es un delincuente.

Cartón realizado por el monero Rapé para buscar al joven.

IV

No, la Ciudad de México no debe permitir a una policía que desaparece a los ciudadanos. Una policía que tortura, que encarcele a gente inocente, que asesina. No, no se puede. No se debe. Es inadmisible. La ciudad de México debe seguir siendo polo de libertad en un país lleno de autoritarismo, de matazón, de violencia y sangre.

Miguel Ángel Mancera debe hacer algo. Debe aclarar todo lo que sucedió con Marco Antonio, debe decirnos dónde está y porqué sus policías desaparecen gente, desparecen jóvenes: niños adolescentes como Marco Antonio.

Comentarios

  1. porque decir desaparecido? no. no esta desaparecido fue levantado o apresado por la policia de Mexico! Y ELLOS LO TIENEN! porque en todo MEXICO sucede lo mismo ya BASTA HO YA SE LES OLVIDO LOS 43? y los miles q agarra diario?

  2. porque decir desaparecido? no. no esta desaparecido fue levantado o apresado por la policia de Mexico! Y ELLOS LO TIENEN! porque en todo MEXICO sucede lo mismo ya BASTA HO YA SE LES OLVIDO LOS 43? y los miles q agarra diario?

Enviar un comentario