Durante el segundo periodo ordinario de la LXIV Legislatura (2018-2021), uno de cada siete diputados plurinominales se ausentó en cada una de las votaciones. Al comparar con los diputados faltistas de mayoría relativa (uno de cada ocho), la inasistencia de plurinominales fue mayor.

Entre febrero y abril de este año hubo 111 sesiones de votación en la Cámara Baja del Congreso de la Unión. Durante ese periodo, en promedio por cada sesión se ausentaron 28 diputados plurinominales.

Con esto, cada una de las votaciones fue realizada sin el 14 por ciento de los 200 legisladores que llegaron a San Lázaro, sin tener ningún voto popular de por medio.

Las cifras muestran que hay mayor ausentismo de diputados plurinominales de elección popular que de aquellos que son votados por los mexicanos, pues por cada sesión faltó el 13 por ciento de los 300 legisladores electos en urnas en 2018.

Apertura Del 1er Periodo de Sesiones Ordinarias en el Congreso. Foto: Especial

SinEmbargo explica que, incluso, en el último periodo ordinario, los tres legisladores con mayor cantidad de ausencias, Gabriela Cuevas Barrón, Porfirio Muñoz Ledo y Víctor Blas López, fueron plurinominales. Ellos faltaron, en promedio, al 78 por ciento de las votaciones.

No obstante, así como el 96.5 por ciento de los diputados plurinominales no asistió a por lo menos una sesión de votación, siete legisladores de representación proporcional -el 3.5 por ciento de los 200- que no faltaron ni una sola ocasión.

Estos fueron: Alberto Villa Villegas, Lizeth Amayrani Guerra Méndez, Lucio de Jesús Jiménez, Marco Antonio Carbajal Miranda y Virgina Merino Gardía, de Morena, así como Marco Antonio Adame Castillo, del PAN, y Manuel Limón Hernández, del PRI.

Mucho costo, poca asistencia

En conjunto, los 200 diputados plurinominales le cuestan al erario público 310 millones 919 mil 600 pesos brutos anuales, según los tabuladores del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019. Su costo neto por dieta (o salario) asciende a 252 millones 907 mil 200 pesos anuales.

Tomando en cuenta que se registraron 7 mil 420 faltas en 111 sesiones durante 21 días, por sesión habrían faltado en promedio 67 legisladores. Esto tendría un costo relativo diario de 235 mil 371 pesos en salarios de diputados (98 mil 364 pesos sólo en plurinominales), sin conocer a ciencia cierta los motivos de su ausencia.

El Reglamento de la Cámara de Diputados indica, en su artículo 48, que las faltas de los legisladores son justificables en caso de enfermedad, gestación y maternidad, así como por “el cumplimiento de encomiendas autorizadas por el Pleno, la Junta, la Mesa Directiva, el Coordinador o alguna comisión a la que pertenezca”.

De igual forma, en el numeral tres de ese mismo artículo, se indica que “por ningún motivo se podrán justificar las inasistencias cuando se trate de asuntos de carácter personal”. Y además, la legislación vigente, en el artículo 139, marca que las faltas injustificadas serán motivo de descuento de la dieta o salario (3 mil 513 pesos netos).

De acuerdo con la información disponible, del 1 de enero de 2014 al 31 de diciembre de 2018, hubo 425 casos de sanciones contra diputados faltistas, por una cantidad conjunta de descuentos de 3 millones 228 mil 079 pesos, lo que equivale a 919 días de dieta.

¿Quiénes se ausentaron más?

Durante el primer periodo legislativo de 2019 los seis legisladores que más ausencias tuvieron, por el momento no pertenecen a ningún partido político. En promedio, cada uno de ellos faltó a 24 sesiones de votación.

Al hablar de los partidos políticos, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido Acción Nacional (PAN) fueron los que tuvieron mayores índices proporcionales de ausencia, con 19, 18 y 17 faltas por Diputado, respectivamente.

Por su parte, partidos como Movimiento Ciudadano (MC), Regeneración Nacional (Morena)  y el Partido del Trabajo (PT) tuvieron proporciones inferiores, con índices de 14, 13 y 12 faltas por legislador cada uno.

Los legisladores que tuvieron los mejores resultados fueron los del Partido de la Revolución Democrática (PRD), con una proporción de inasistencias por legislador 50 por ciento menor a la registrada por el PR, con un índice de ocho faltas por Diputado.

Por entidad federativa, los legisladores plurinominales que mayor tasas de inasistencias tuvieron fueron:

  • Tamaulipas / 34.5 faltas por Diputado
  • Quintana roo / 32.5
  • Campeche / 27
  • Chihuahua / 25.7
  • Durango / 25
  • Oaxaca / 21.4
  • Nayarit / 20.4
  • Nuevo León / 20.1
  • Ciudad de México / 18.5
  • Colima / 18.3

Mientras que, donde hubo menos tasa de inasistencias fue en:

  • Yucatán / 6.5
  • Jalisco / 8.3
  • Morelos / 9.2
  • Sonora / 9.6
  • Baja California Sur / 10
  • Zacatecas / 10.4
  • Coahuila / 10.7
  • Tabasco / 11
  • Guerrero / 11.3
  • Querétaro / 11.6