Sí, hay gente que no debe estar en la boleta electoral representando a Morena. Gente que llegó de repente, no porque tenga la convicción de un cambio radical en el país, sino porque tiene carencia de cargo público.

Eso pasa. Y más pasa cuando un partido tiene tantas posibilidades de ganarlo casi todo.

Hay muchos problemas en muchas partes del país. Gente que debió estar en la boleta y no lo está. Gente que durante años trabajó por el movimiento y que fue desplazada por “los recién llegados” que no tienen nada que ver con la 4T y que, incluso, algunos detestan a Andrés Manuel.

Sí, hay muchos problemas y no son problemas menores. Pero, sin duda, el objetivo hoy es que el Congreso del país esté en control de Morena y que, con ese control, las reformas de Andrés Manuel López Obrador pasen de forma fácil. Es decir, terminar de sentar las bases de la transformación.

Así pues, el objetivo es claro. Y también es justo mencionar que hay muchísima gente muy valiosa que está en una boleta electoral representando a Morena, gente que ha estado años con el movimiento, e incluso recién llegados que son dignos de respeto.

Hoy lo importante es ganar la elección, e inmediatamente después, hacer un ejercicio profundo de hacia dónde se quiere que vaya Morena.

AMLO es un líder de esos que rara vez se repiten. Hagamos lo posible para que, su gobierno, perdure gracias a las reformas y a las bases que se sienten. Y eso se facilita mucho teniendo el control de la Cámara de Diputados.