El ex dirigente del Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (SutNotimex) Conrado García Velasco no podrá disponer del efectivo que tiene en sus cuentas bancarias, pues la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) que encabeza Santiago Nieto Castillo ha ordenado el bloqueo  de las mismas.

La tarde de este viernes, la Agencia de Noticias del Estado Mexicano, que encabeza la periodista Sanjuana Martínez, difundió un comunicado en el que celebra la acción emprendida por la UIF en contra del ex líder sindical, a quien se le acusa de corrupción y desvío de recursos.

Pero además, el diario La Jornada resalta que García Velasco también es investigado por la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Fiscalía General de la República (FGR), ya que a lo largo de tres sexenios (Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto) recibió depósitos millonarios de la Agencia y manejó las cuotas sindicales de sus agremiados como si fuesen recursos propios.

La UIF investiga también a otras 21 personas que están vinculadas con la anterior administración de Notimex, que estuvo a cargo de Alejandro Ramos, entre los que se encuentran editores, reporteros y allegados al ex líder del SutNotimex.

“Desde el inicio de la nueva administración, Notimex emprendió una batalla contra la corrupción y ha interpuesto más de 80 denuncias judiciales y administrativas relacionadas con presuntos actos de corrupción que involucran a decenas de ex trabajadores, ex directivos y miembros del mismo sindicato, cómplices de García Velasco, por lo que espera que las autoridades sigan profundizando en las indagaciones a fin de lograr el acceso a la justicia y reparar el quebranto al erario provocado por el saqueo indiscriminado de recursos públicos”, señala el pronunciamiento de la Agencia de Noticias.

La directora de Notimex, Sanjuana Martínez. Foto: César Huerta

La propia titular de Notimex, Sanjuana Martínez, fue quien interpuso la denuncia en contra de García Velasco y a partir de que iniciaron las investigaciones de las autoridades, dice el comunicado,  “la lista de presuntos responsables y cómplices aumentó”.

De acuerdo con las pesquisas que hasta el momento ha obtenido la UIF, García Velasco y su círculo más cercano controlaban  las transferencias de las cuotas sindicales, calculadas entre 500 mil y 700 mil pesos anuales, así como otras prebendas con las que presuntamente adquirían despensas, realizaban fiestas y financiaban becas para los trabajadores. 

Además del bloqueo por parte del organismo adscrito a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Conrado García Velasco es investigado por la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Fiscalía General de la República (FGR). Adriana Urrea también es objeto de investigaciones por ambas autoridades.

“La UIF ha indagado también diversos viajes que realizaron al extranjero en la pasada administración 10 personas físicas de Notimex que recibieron transferencias de la cuenta de la Agencia número 65502260552 a la del Sindicato, número 51908196707, por 4 millones 50 mil pesos entre los años 2015 y 2017. Esto entre otros gastos que se investigan”, detalla el comunicado que difundió Notimex. 

De acuerdo con la información dada a conocer por la Agencia de Noticias, en junio del 2019 García Velasco renunció a su puesto al saber que era investigado, sin embargo dejó a sus allegados y sucesores, para después demandar a la institución argumentando despido improcedente. 

El 23 de junio de este año, García Velasco fue interrogado en la Secretaría de la Función Pública (SFP), en seguimiento a la denuncia interpuesta por la Dirección de Notimex, que desde marzo del  2019 había detectado presuntos actos de corrupción.

Tras esa comparecencia —que duraría alrededor de tres horas— se reveló que García Velasco se afianzó como un líder sindical vitalicio, que poseía plaza de reportero “AAA”, y  que  controlaba el presupuesto e incluso la línea editorial.

Las auditorías internas de Notimex advierten que  Conrado García Velasco presuntamente transfirió por años recursos de la agencia y de los trabajadores a cuentas bancarias personales.

“Los comprobantes de gastos que comúnmente presentaba el entonces líder sindical carecen de validez, pues no satisfacen las reglas básicas de comprobación”, señala Notimex. 

También añade que: “operaba en coordinación con los directores que pasaron por Notimex en las últimas tres administraciones y participaba en la toma de decisiones sobre los contratos, la línea editorial, así como la forma en la que se usaba el presupuesto de la empresa. García Velasco tenía la facultad por Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) de contratar y despedir personal y de recibir millonarias cantidades de ‘apoyo’ al sindicato”.

Una de las personas que Notimex describe como incondicional de García Velasco es Adriana Urrea, actual lideresa de SutNotimex, quien  también es objeto de investigaciones por la SFP y la UIF. La Agencia de Noticias resalta que Urrea fue reconocida por la autoridad laboral, sin haberse celebrado asamblea sindical ni elecciones. 

Al ser Conrado Velasco el líder sindical vitalicio de Notimex, no tuvo recato en contratar a sus familiares, amigos, compadres y todo aquel que pudiera comprar una plaza. Su esposa, “a pesar de no hablar inglés y de carecer de la preparación académica y profesional para el puesto”, dice el comunicado,  se encontraba como corresponsal en Chicago.

Y su hija, se fue a China con una beca a “estudiar yoga”.

“En las argumentaciones y pruebas presentadas por la actual administración de Notimex a las autoridades se documentó a más de 20 familiares y personas cercanas que tenía Conrado García en la nómina de Notimex, desde su esposa, hijos, hermanos, sobrinos y parejas sentimentales”, resalta la Agencia de Noticias.

La Dirección de Notimex concluye que la Agencia estaba secuestrada por “una mafia sindical” que “en complicidad con directivos y otras autoridades, malversó y dilapidó millones de pesos”.

El procedimiento contra García Velasco que le sigue la SFP, podría llevarlo a la inhabilitación en caso de acreditarse las irregularidades que se le imputan.