Contactanos

 

LMDP

El turbio origen de Los Xcaretos, devastadores del caribe mexicano

Detrás de la campaña en contra del Tren Maya que han emprendido artistas y organizaciones que se hacen llamar ambientalistas, también se encuentran empresarios del ramo hotelero.

En su edición anterior, Polemón exhibió el caso de Taj Condominus, una cadena de hoteles de capital norteamericano representada en México por la ciudadana Antonella Vázquez Cavedon, mediante su organización Defendiendo el Derecho de un Medio Ambiente Sano (DMAS).

Otro de los opositores a la que se considera la principal obra del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y del que se ha hablado poco es el Grupo Xcaret. 

Este poderoso grupo empresarial turístico es propiedad del arquitecto Miguel Quintana Pali (cuñado del ex secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) Miguel Ángel Gurría), y de sus socios Carlos, Marcos, y Óscar Constandse Madrazo, quienes son familiares muy cercanos a Roberto Madrazo, el ex candidato a la Presidencia de la República por el PRI en el 2006 y acérrimo adversario del actual mandatario.

Familiares del ex presidenciable del PRI, Roberto Madrazo son dueños de Grupo Xcaret y los principales opositores del Tren Maya.

No es la primera vez que el nombre de Roberto Madrazo sale a flote cuando se trata de asestar golpes a la administración de AMLO. El propio mandatario ha mencionado que las críticas a su gobierno surgen en medios de comunicación donde hay intereses políticos como es el caso de Latinus, la plataforma digital que conduce Carlos Loret de Mola, pero que pertenece al hijo y yerno del ex candidato presidencial, Federico Madrazo Rojas y Alexis Nickin Gaxiola, respectivamente.

Según su acta constitutiva ante el Registro Público de Cancún, Grupo Xcaret se constituyó el 20 de marzo de 1986 con el nombre de Promotora Xcaret S.A. de C.V., autorizada para comprar, vender, fraccionar, urbanizar, dar o tomar en arrendamiento, realizar obras de urbanización, construir edificios públicos, entre otras actividades.

En los años siguientes, Grupo Xcaret fue acrecentando su “imperio turístico” con la compra de terrenos y enajenaciones, pero en cada uno de sus desarrollos, está la huella irreparable de la devastación de la naturaleza.

Latinus, la plataforma digital que conduce Carlos Loret de Mola, pertenece al hijo y yerno del ex candidato presidencial, Federico Madrazo, cuya familia está ligada a Grupo Xcaret.

Del 2008 al 2015, en los sexenios de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, Grupo Xcaret enfrentó 13 procedimientos administrativos por irregularidades detectadas por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), pero ninguno de ellos se ejecutó, de tal manera que el consorcio pudo continuar con la ampliación de su infraestructura de parques temáticos.

Xcaret es un grupo que prefiere pedir perdón, que pedir permiso. Nunca ha presentado un Manifiesto de Impacto Ambiental en todas sus propuestas y proyectos. Y esa es una realidad, nosotros estamos adentro de la Secretaría de Medio Ambiente”, expuso la secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) María Luisa Albores a principios de mayo, después de que confirmara una clausura temporal al nuevo proyecto de la compañía, denominado Xibalbá, por violar la Ley General de Equilibrio Ecológico.

Ese desarrollo turístico, del cual se exhibió un video en Palacio Nacional durante una de las conferencias mañaneras de AMLO, pretende unir ocho cenotes de Valladolid, Yucatán mediante un canal de navegación. Para esa obra, que preveía abrir sus puertas a finales de este año, se perforaron cenotes, paredes, techos y bóvedas, se desviaron ríos subterráneos, entre otras violaciones, pero los mismos ambientalistas que han hecho campaña contra El Tren Maya no se han pronunciado al respecto.

Para iniciar su nuevo desarrollo Xibalbá, Grupo Xcaret presentó una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que omitió información trascendente de varias obras que no fueron reportadas en el documento original que entregó a la Semarnat.

En el mismo establecía que sólo construiría caminos complementarios para su nuevo complejo ‘ecoturístico’ para conectar a los turistas con los predios del desarrollo hotelero, Xibalbá I y Xibalbá II. La compañía había asegurado que el proyecto se enfocaría en experiencias de contacto con la naturaleza y prometió solventar todas las deficiencias mediante el trazo de senderos, rampas y túneles.

Con esas consideraciones, la delegación federal de Semarnat autorizó el proyecto en el 2020, pero le prohibió al consorcio “construir dentro de las áreas de conservación”. Sin embargo, un año después, los Xcaretos (como se les conoce a los propietarios del consorcio) desconocieron sus compromisos y realizaron obras que no incluyeron en la MIA.

En imagen, la titular de Semarnat, María Luisa Albores a principios de mayo, después de que confirmara una clausura temporal al nuevo proyecto de la compañía, denominado Xibalbá.

Entre las anomalías detectadas al consorcio turístico, se encuentran:

  • La instalación de luces y cables eléctricos.
  • Colocación de estatuas.
  • Barrenación de cuerpos de laja (propia de los cenotes) que dañaron los mantos freáticos.
  • Incluso utilizaron cemento y piedra distinta a la originaria de la región.

Estas obras ocasionaron un daño a al menos ocho cenotes localizados en un predio de 400 hectáreas en el municipio de Valladolid, Yucatán. Se trata de los cenotes 3 Bocas, Zopilotes, Estalagmitas, 3 Labios, Guayas, Vaquería, Pastizales y Pilón.

Los Xcaretos justificaron en forma cínica que sólo habían afectado 4.422 ha, es decir, un 1.10 por ciento con respecto a la superficie total del predio que se extiende a lo largo de 400.946 ha.

Las obras de Xibalbá ocasionaron un daño a al menos ocho cenotes de Valladolid, Yucatán.

.Según la MIA, el proyecto de Xibalbá presentaría un ecosistema artificial con la construcción de pasillos de piedra y cemento que harían la función de andadores externos; túneles internos de 1.2 metros hasta 8 metros de ancho.

También incluía áreas de descanso conformadas a base de piedra caliza excavada en sitio a base de martillos neumáticos, y una terraza volada donde se pretendía dar un servicio de restaurante.

Los Xcaretos quisieron dar la impresión de que Xibalbá sería un megaproyecto con una inversión cercana a los mil millones de pesos, pues así lo anunciaron públicamente en la presentación del mismo, sin embargo el documento de la Manifestación de Impacto Ambiental sólo reconoce una inversión de 2 millones 700 mil pesos, y un bono anual de 250 mil pesos para la remediación de daños ambientales.

Grupo Xcaret presentó una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que omitió información trascendente

A pesar de las flagrantes violaciones a la norma ambiental y del propio daño al ecosistema, sólo el medio PorEsto! de Yucatán ha documentado exhaustivamente las transgresiones del consorcio turístico, y los vínculos políticos de sus propietarios.

El propio AMLO en su conferencia matutina del pasado 2 de mayo se refirió al poder y la influencia que Grupo Xcaret goza en el caribe mexicano.

“Y ¿qué pasa aquí? Está Xcaret, que tiene muchas influencias, con medios, estoy hasta leyendo articulistas que seguramente tienen relación con los dueños de Xcaret”, resaltó el Presidente.

El consorcio fue uno de los grandes afectados de los recortes que la 4T hizo en materia turística, pues el Gobierno de AMLO detectó desvíos millonarios de los fondos destinados a este sector en administraciones pasadas.

“Aun con los recortes federales, en la promoción turística no se puede dar marcha atrás, al contrario, hay que intensificarla”, dijo en el 2019 Miguel Quintana Pali, fundador de Xcaret, dejando en claro su molestia con la administración federal.

Los Xcaretos

Durante el sexenio de Miguel de la Madrid, a mediados de los años 80, Quintana Pali adquirió cinco hectáreas en la Riviera Maya, que eran propiedad de la familia Constandse Madrazo y de Román Rivera Torres.

En el sitio pretendía edificar una residencia, pero al limpiar el terreno se dio cuenta que tenía en su posesión cenotes y ríos subterráneos, por lo que cambió de parecer y decidió crear un parque acuático que posibilitara el acceso a la naturaleza de la región, así que se asoció con los hermanos Oscar, Marcos y Carlos Constandse Madrazo, quienes aportaron 60 hectáreas más para crear Xcaret.

Quintana Pali concretó este parque al que llamó Xcaret.

Quintana Pali vivía en la Ciudad de México y se dedicaba a la venta de artículos decorativos y muebles, contó en el 2019 a la Revista Expansión. Con préstamos bancarios abrió algunas tiendas.

“Yo era profesionista, no comerciante, y el día que decidí hacer mis tiendas comencé desde cero. Pedí un pequeño préstamo y abrí una tienda, esa creció y abrí otra. (Con los parques) fue el mismo riesgo, pero cuando decidí tomarlo ya tenía el sustento de las tiendas. El riesgo real fue cuando decidí deshacerme de las tiendas y vivir de los parques porque además era un negocio que estaba compartiendo con socios”, refirió.

El parque fue inaugurado en 1990 y paulatinamente ha ido incrementado su patrimonio con la compra de terrenos e incluso a través de concesiones turbias, como ocurrió en el caso de Xel -Há, un parque acuático que originalmente era de acceso público, y pasó a formar parte del catálogo de la empresa durante el sexenio del gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid.

Los parques de Xcaret devastadores del medio ambiente.

Hasta la fecha se desconoce por cuánto tiempo les fue entregada la concesión de Xel-Há y cuánto es lo que recibe a cambio el Gobierno de Yucatán.

De los tres hermanos Constandse Madrazo, a Carlos se le conoce como “el Rey Midas” del sector inmobiliario de la Península de Yucatán, pues además de ser socio de Grupo Xcaret, también lo es de Grupo Ritco y Grupo Palace Resorts.

También es miembro del Consejo Estatal de Nafinsa; del Patronato de la Universidad La Salle de Cancún, y de la Junta Directiva de la Universidad del Caribe, y Presidente del Consejo Estatal de Cruz Roja Mexicana en Quintana Roo.

A Carlos Constandse Madrazo se le conoce como “el Rey Midas” del sector inmobiliario en Yucatán.

Las nuevas generaciones de los Constandse Madrazo se han incorporado al mando del consorcio turístico. En el 2019, la compañía anunció que Marcos Redko, hijo de Marcos, se haría cargo de la Vicepresidencia de Administración y Finanzas, y el hijo de Quintapa Pali, David Quintana Morones, asumiría la Vicepresidencia de Estrategia y Desarrollo.

La fortuna de los Xcaretos es una incógnita, pero sin duda es una de las más solventes entre todos los magnates de México. En el 2020 en plena pandemia de coronavirus, la compañía anunció una inversión con recursos propios de 225 millones de dólares para terminar sus hoteles y atractivos turísticos.

Marcos Redko y David Quintana, los Xcaretos herederos

En el 2017 los nombres de los Xcaretos aparecieron en la investigación periodística de los ‘Panama Papers’ que evidenciaba a una élite de empresarios mexicanos que ocultaron al fisco grandes cantidades de dinero en paraísos fiscales. Quintana y los hermanos Constandse aparecieron como accionistas de la empresa llamada Deansfield Company Limited la cual forma parte del portafolio de empresas de Grupo Barceló, una compañía española que en sus informes anuales aparece como “durmiente”, lo que significa que en realidad no tienen un funcionamiento.

A través del grupo Barceló, Quintana y socios han logrado evadir impuestos desde la Isla de Malta, ubicada en el Mediterráneo, un lugar que es conocido por su secretismo a nivel financiero y su baja recaudación a extranjeros y a empresas que operan desde el exterior.

Los Xcaretos rechazaron evadir impuestos, sin embargo, la filtración de los Panama Papers destapó una red de evasión masiva en México.

Isla de Malta, ubicada en el Mediterráneo, un lugar que es conocido por su secretismo a nivel financiero.

Muerte y diversión

Ninguna persona que acuda a los parques acuáticos de Grupo Xcaret llega con la intención de sufrir un accidente o en el extremo de los casos perder la vida, sin embargo en el historial de la compañía se encuentran tragedias mortales.

El caso más reciente ocurrió el 27 de marzo del 2021, cuando el niño Leonardo Luna Guerrero de 13 años de edad fuera succionado por un filtro de agua en el Riolajante del Parque Xenses, debido a que una de las rejas se encontraba abierta.

El padre del menor, Miguel Luna Calvo, relató con dolor la forma en que la Fiscalía de Quintana Roo y la compañía se coludieron para tratar de ocultar las omisiones que condujeron a la muerte de Leonardo. Los trabajadores del parque no sabían cómo actuar, tampoco llamaron al 911, y no dieron parte al Ministerio Público.

Grupo Xcaret revictimizó a la familia de Leonardo Luna Guerrero, el niño que murió por negliencia de los empleados del Parque Xenses.

Luna Calvo, quien es médico, dijo al medio PorEsto! qué él tuvo que dar los primeros auxilios a su hijo, quien falleció por ahogamiento. Reveló que cuando fue a la Fiscalía de Quintana Roo a recoger el cuerpo del menor, el Vicefiscal de Asuntos Internos, José Carlos Villarreal condicionó la entrega a que firmara la petición de perdón expedida por la compañía.

“Prácticamente yo me hinqué y lloré para que me dieran el cuerpo de mi bebé, fue algo inhumano”, relató.

Después de esa tragedia, salieron a relucir otros casos. Una madre, identificada como Juana N, aseguró que su hijo Hugo Axel de 11 años, falleció hace siete años durante una excursión, al caer de una altura considerable.

Los trabajadores del parque no sabían cómo actuar, tampoco llamaron al 911, y no dieron parte al Ministerio Público en el caso de Leonardo Luna.

Al igual que Leonardo, Brent, un niño extranjero de ocho años de edad, también fue succionado por el sistema de filtración de una alberca. Eso ocurrió en el 2003 y los padres del menor demandaron a la compañía por un monto de 100 millones de dólares, aunque se desconoce si la empresa indemnizó a los demandantes.

El 27 de enero del 2017 un autobús de la empresa Experiencias Xcaret Parque S.A.P.I S.A de C.V., volcó a la altura del Hotel El Dorado, a cinco kilómetros de Puerto Morelos, presuntamente por viajar a exceso de velocidad. En el percance fallecieron dos turistas, una canadiense y una mexicana, además de 54 personas lesionadas.

Ese mismo año, pero en el mes de septiembre, una trabajadora de limpieza falleció al caerle encima una loza volada en las obras del Hotel Xcaret México a cargo de Constructora Xdifica S.A. de C.V. El peritaje realizado determinó que la loza estaba mal soldada y por ello se desplomó.

En imagen, el Hotel Xcaret México

Dos años antes, el 7 de enero del 2015, un visitante exhibió a la empresa en el portal Trip Advisor cuando su madre se cortó los ligamentos del dedo meñique, debido a que no quería hacerse responsable de la asistencia médica y ni siquiera devolvió el costo de las entradas.

“No tenían doctor, no nos querían ayudar en nada más. Finalmente accedieron a trasladarnos a un hospital gracias a que teníamos un seguro y cuestionamos la seguridad del parque”, contó.

En ese mismo portal las quejas por falta de servicio médico son recurrentes. Diversos usuarios han mencionado que la compañía no se hace responsable de accidentes y siempre recurre a tácticas de extorsión para devolver el dinero.

Bendecidos por EPN

A pesar de la clausura temporal que le impuso la Semarnat, Grupo Xcaret ha continuado con la construcción de Xibalbá, y según el recuento, fue durante el sexenio de Enrique Peña Nieto (EPN) que recibieron la autorización de ocho proyectos en el estado de Quintana Roo, algo que no habían logrado en anteriores administraciones.

En un tiempo récord menor a los nueve meses, la autoridad medioambiental del gobierno pasado autorizó prácticamente la mitad de los desarrollos que posee en la actualidad Grupo Xcaret. Se trata de los complejos Roca Selva, el Hotel Ya Ax Uj Luna Verde, el Parque Acuático Suut Ha, el Hotel Boutique Ka’ an ah’, el Centro Recreativo Cultural y Deportivo , el Centro Kaab-Ha y los proyectos suspendidos Complejo He’ elel y Parque Xibalbá.

Quintana Pali y Peña Nieto, en imagen

Estos, se suman al catálogo de la empresa que ya tenían: Xcaret, Xel-Há, Xplor, Xplor Fuego, Xenses, Xoximilco y Hotel Xcaret México.

Roca Selva, por ejemplo, fue autorizado en el municipio de Solidaridad, Quintana Roo, en una superficie de 184 mil 418 metros cuadrados, de los cuales 182 mil se modificaron su uso de suelo a terrenos residenciales.

La autorización de este desarrollo hotelero se dio en un lapso de tres meses a pesar de que se encontraba en terrenos de selva manglar donde existen especies en peligro de extinción como el mono araña, el mono saraguato, el jaguar, el armadillo y la chachalaca.

Xel-Há, uno de los imperios de los Constandse Madrazo

Roca Selva consta de dos áreas de hotelería de 400 y 600 habitaciones respectivamente, así como áreas deportivas y comerciales.

El segundo mega proyecto hotelero de Grupo Xcaret es Ya Ax Uj-Luna Verde, un hotel de 4 mil 514 habitaciones frente al mar, el cual también fue autorizado en un lapso de tres meses, con una consulta pública de apenas 29 días.

Un proyecto más es el parque acuático Suut Ha, identificado por tener uno de los toboganes más grandes del país. La compañía tuvo que devastar dos hectáreas completas de vegetación, llevándose consigo especies en peligro de extinción como el Guano de Costa, el Guayacán y Cedro.

Para edificar el parque acuático Suut Ha, identificado por tener uno de los toboganes más grandes del país, la compañía tuvo que devastar dos hectáreas completas de vegetación.

En el último año de Peña Nieto, Grupo Xcaret se hizo con dos permisos más; uno para desarrollar en Cozumel el Centro Kaab Ha, donde se exhiben algunas especies de flora y fauna, y el complejo He’elel, este último aprobado en los dos meses previos a que concluyera el sexenio del priísta.

De acuerdo con lo planteado, este desarrollo sería ‘ecoturístico’ porque se encontraría en medio de la selva media de Quintana Roo, alrededor de tres kilómetros de la carretera federal Chetumal-Puerto Juárez. Sin embargo, tras la llegada de AMLO a la Presidencia de la República, el proyecto fue sometido a una evaluación y fue suspendido por violaciones medioambientales.

Con AMLO el poder de Grupo Xcaret se mantiene a raya,

Adiós Xibalbá

El pasado 2 de mayo, la titular de Semarnat, María Luisa Albores, anticipó que Xibalbá sería clausurado en definitiva.

—Entonces el proyecto de Grupo Xcaret en Yucatán, Xibalbá, no va. ¿Definitivamente se va a clausurar?, preguntó un reportero a María Luisa Albores.

—El proyecto de Xcaret no tiene permiso. Seguramente sí (será clausurado definitivamente) porque no pasa la propuesta. Está clausurado temporalmente porque estaban haciendo unas revisiones de una propuesta de manifiesto de impacto ambiental, la cual ni siquiera tenían y no terminaron, respondió la funcionaria federal.

Siguenos en Google News
Jorge Covarrubias
Escrito por

Reportero. Estudió sociología. Aún cree que la función del periodismo es eminentemente social y no un simple intercambio de mensajes entre la clase política.

6 Comentarios

6 Comentarios

  1. Avatar

    Ramiro García

    10 julio, 2022 at 12:26 pm

    La pura simulación de estos grupos delincuenciales dedicados al robó extorsión despojo y traicioneros a la patria, se hacen llamar prianprdmc, según ellos la pura rata

  2. Avatar

    Israel Jarquín

    10 julio, 2022 at 3:34 pm

    Miserables doble moral, por un lado ladran de todo y por otra le dan en la m al ecosistema, no tienen mentalidad ecológica, solo desbastar para tener ganancias. Ojalá y se ponga orden y no se den mas permisos para destruir al ecosistema..

  3. Avatar

    Armando Jacob Frías Ventura

    11 julio, 2022 at 1:09 pm

    Buena tarde, me gustaría puntualizar, cuando mencionan que que el gobernandor Mario Villanueva dió las conecesiones dicen que era gobernador de Yucatán, (es falso ya que fue gobernador de Quintana Roo) otro dato relevante que podrían investigar es que entre sus múltiples empresas muchos de los que colaboramos en los parques es que nos contrataban con la razón social Operadora Turística Corporativa pero todos los ingresos de los puntos de venta y taquilla se capturaban en Promotora Turística es decir nunca nos tocaba reparto de utilidades ya que nos decían que la empresa siempre estaba en inversión y que eso eximía a la empresa de tal prestación!!! Entre otras cosas …

  4. Avatar

    Carlos

    17 septiembre, 2022 at 3:00 pm

    No se Rick, me parece que todo eso es para decir que las empresas privadas están mal, por eso yo puedo destruir selva, no le veo diferencia de lo que hace el Estado y esos xcaretos.

  5. Avatar

    ROGELIO

    17 septiembre, 2022 at 10:33 pm

    Estos son todavía los corruptos vende patrias del pri, esperamos ya desaparezcan este 2024 , no debería existir oposición a los buenos empresarios pero las cosas se tienen que hacer apegadas a derecho y no con trampas y transas, simulaciones, hipocresía para desviar la verdad, no más robadera

  6. Avatar

    Ricardo Reyes

    18 septiembre, 2022 at 2:32 am

    Excelente Artículo….Indudablemente todos estos empresarios y la clase política de este país están coludidos…..en hacerse millonarios a costa de destruir la naturaleza, oprimir a sus empleados y estafar a sus clientes.
    Yo ya lo viví en carne propia…..pero ellos desconocen que efectivamente existe la justicia divina.

Deja un comentario

Támbien te puede gustar

Crónicas

Las marchas suelen contarse por el número de personas que asisten. Mil. Dos mil. veinte mil. Cincuenta mil… La marcha de ayer también se...

LMDP

El Plan B en materia electoral del Presidente Andrés Manuel López Obrador ya tiene 30 iniciativas de reforma a leyes secundarias entre las que...

Taim-Lain

El desafuero contra el presidente nacional del PRI, Alejandro “Alito” Moreno, continúa su proceso en la Cámara de Diputados. A decir del Presidente de...

LMDP

La gobernadora de Campeche, Layda Sansores San Román exhibió al senador Ricardo Monreal por intentar vender favores a personalidades políticas, por los que cobraba...

A %d blogueros les gusta esto: