Antes de marcharse de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el ex ministro Eduardo Medina Mora dictó una jurisprudencia que limita las funciones de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en el bloqueo de cuentas. 

Es decir, el organismo que depende de la Fiscalía General de la República (FGR) sólo puede bloquear las cuentas si una autoridad internacional se lo solicita, cosa que no ocurre si la petición proviene de una autoridad local.

Fue por esta razón que la UIF tuvo que descongelar a Kamel Nacif Borge,  acusado por corrupción y trata de personas, la cantidad de 800 millones de pesos, explicó el titular del organismo, Santiago Nieto Castillo. 

“Hemos planteado ante distintos tribunales colegiados de circuito que soliciten la facultad de atracción a la Suprema Corte, a efecto de que pueda volver a revisarse el criterio. Cabe señalar que Medina Mora en 2016 tenía un criterio completamente opuesto, en donde señalaba la constitucionalidad absoluta del precepto. Para 2018, que cambia el gobierno, cambia su criterio, y tenemos el resultado que ustedes conocen”, dijo Nieto Castillo.

Kamel Nacif. Foto: Agencias.

Para el funcionario, la liberación de cuentas tiene que ver con las interpretaciones “ultra gramaticales de los juzgadores”, que “ponen en juego” al sistema financiero mexicano.

 “En ese sentido, el criterio de uno de los jueces de distrito, que nos preocupa mucho, es señalar que si la petición internacional no viene con la solicitud expresa del bloqueo de cuentas, el bloqueo de cuentas no debe realizarse, y por tanto, a pesar de existir solicitud internacional, como es el caso, de Kamel Nacif, en virtud de que la redacción dice ‘valore la posibilidad de bloquear cuentas’, no conceden la suspensión y, por tanto, en términos fácticos, lo que están resolviendo en la materia del fondo del asunto; es decir, permitir la liberación de las cuentas, y con ello, la posibilidad de que muevan el recurso a otras latitudes u otros países del mundo”, dijo.

“Creo que hay que llamar la atención poderosamente en este hecho, porque esa interpretación de que la solicitud internacional diga expresamente que se bloqueen las cuentas, sería tanto como supeditar a la Unidad de Inteligencia Financiera, a una instancia internacional o a una instancia extranjera; es decir, que la DEA o el FBI pudiera instruir a la Unidad, lo cual es atentatorio contra la soberanía. Y evidentemente, a la autonomía técnica y de gestión, con lo que se maneja la Unidad de Inteligencia Financiera”, agregó. 

Asimismo, informó que en el 2019 se presentaron 984 amparos para descongelar cuentas bancarias relacionadas con investigaciones de lavado de dinero, de las cuales, 162 lograron un amparo provisional y 106  obtuvieron un fallo definitivo. Y en lo que va del presente año,  al 15 de septiembre pasado, seis lograron una suspensión provisional y 188 el desbloqueo definitivo de un total de 861 amparos interpuestos.

Kamel Nacif Borge se encuentra actualmente en Líbano, por lo que la Fiscalía General de la República (FGR) y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) solicitaron una orden de extradición a México.

Nacif Borge cuenta con una orden de aprehensión por el delito de tortura contra la periodista Lydia Cahco, así como el ex gobernador de Puebla Mario Marín Torres.