Contactanos

 

Crónicas

A la mitad del camino, el Presidente AMLO le ofrece al pueblo su corazón

Hoy el cielo de la Ciudad de México se veía de un azul pastel más brillante que lo que se suele ver siempre. Era una buena señal.

Había, como siempre, caos por el trafico. Había voces gritando. Había calles oliendo a megalópolis. Y ahí estaba la gente que, desde temprano, siempre sale para trabajar. Estaba ahí el pueblo: moviéndose.

Me dijeron que viniera al informe de gobierno del Presidente de México. Y estaba emocionada porque nunca he estado en el informe de gobierno de un presidente.

Llegué a Palacio Nacional pasadas las 9am, y por poco no me dejan entrar. Si no fuera por Roberto, del equipo de Comunicación Social de Presidencia, me quedaba, junto con otros reporteros, afuera. Y es que, de último minuto, salió por nosotros.

El Palacio Nacional tiene la capacidad de introducirte en un paisaje verde, fresco y muy distinto al del centro de la ciudad. Yo había ido a varias mañaneras, pero nunca a un informe de gobierno. Así que estaba muy emocionada, en realidad.

Comenzaron a llegar los invitados. Miré a Claudia Sheinbaum y a Román Meyer. Eran pocos, porque fue un acto casi familiar. Los de casa. No más. Y es que la pandemia que aún vivimos así lo amerita. Fue en el reciento de homenaje a Benito Juárez: un salón fundado en 1957, con duela, pocas sillas, y en el frente, un oleo del presidente más heroico que tuvo México en el siglo XIX.

A todos los periodistas y fotógrafos nos formaron y nos llevaron a la sala de prensa que está frente al salón Benito Juárez: desde ahí pudimos ver la ceremonia.

Andrés Manuel lucía alegre, pero sobrio.

Su discurso fue completamente antineoliberal: una apuesta a la recuperación de la soberanía, a los programas sociales y, lo más importante, una apuesta a la gente. Y así, fue enlistando las acciones con las que se está consolidando la transformación de nuestro país.

Habló del destierro de las prácticas deshonestas del viejo régimen. Habló de la recuperación de la soberanía. Habló de lo importante que es ser un país que tenga el control de sus riquezas energéticas. Habló de la recuperación de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad, empresas estatales que habían sido abandonadas por el PRIAN.

Andrés Manuel describió la inversión que se han hecho en la construcción de carreteras, hospitales, universidades y aeropuertos. No faltaron las menciones al Tren Maya y al nuevo Aeropuerto Felipe Ángeles.

Mientras el Presidente hablaba, mostraba una mirada que denotaba seguridad. Cada que usaba la palabra “honestidad”, lo hacía como sabiendo que se ha gobernado a partir de ella.

Recordó el dolor que causó la pandemia, pero también el esfuerzo que hizo el Estado para salir adelante con el plan nacional de vacunación.

También habló del gran aumento que ha tenido el salario mínimo y de los programas sociales que benefician directamente, por lo menos, al 70% de la población (y que aumentarán los montos incluso al doble para el 2024).

Hubo un momento en que Andrés Manuel se fue más lento en la forma de hablar, y entonó más fuerte sus palabras. Fue cuando mencionó “los récords históricos”: en remesas, en aumento al salario mínimo, en no devaluación del peso, en no incremento de la deuda, en inversión extranjera, en aumento del índice de la bolsa de valores y en reservas del Banco de México.

Era una forma de mostrarle a los neoliberales (que durante años saquearon al país) que con un gobierno del pueblo y para el pueblo, se puede mantener la estabilidad económica. Lo dijo López Obrador de forma clara: “tengan para que aprendan”.

Nuca había estado, durante el informe de gobierno de un presidente de México, en Palacio Nacional. Nunca. Y tampoco había sentido tanta emoción de escuchar a un presidente dar su informe.

Estaba emocionada, pues. Como millones de mexicanos que, desde sus casas, escucharon atentamente a ese presidente que todos los días les entrega su corazón, del cual se sienten orgullosos, y con el cual caminamos hacía la transformación.

Beatriz Contreras Castillo

Feminista con el corazón a la izquierda. Abogada en proceso de la Facultad de Derecho. Libre y sin miedo. Me gusta mucho escribir y twittear.

3 Comentarios

3 Comentarios

  1. Avatar

    Antonio

    1 septiembre, 2021 at 5:55 pm

    Gracias por compartir tan sutil experiencia y a través de tu escrito es como si estuviera ahí, viendo a nuestro gran presidente dando la cara y su gran honestidad por este gran pueblo que empieza a despertar… Saludos

  2. Avatar

    Alicia Hdez

    1 septiembre, 2021 at 7:44 pm

    Una reseña emotiva con sentimientos, que efectivamente, compartimos desde casa. AMLO y el pueblo de México ¡todos juntos haciendo historia!

  3. Avatar

    Abraham Pérez

    2 septiembre, 2021 at 4:47 am

    Muchas gracias Bety, por introducirnos a Palacio Nacional y hacernos vivir la experiencia de haber estado ahí pero sobre todo, de haber comprendido el mensaje, en su tercer informe de gobierno, de nuestro gran presidenre Andrés Manuel López Obrador…
    ¡VIVA MÉXICO!

Deja un comentario

Facebook




Suscríbete a Polemón por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 1,241 suscriptores

Támbien te puede gustar

LMDP

Por delincuencia organizada, lavado de dinero y peculado, derivados de posibles desvíos por casi 3 mil millones de pesos de la Secretaría de la...

Taim-Lain

El Presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, durante su participación esta mañana en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos...

LMDP

La Organización de Estados Americanos (OEA) se fundó en 1948, y desde un principio fue un órgano que, aunque integrado por casi todos los...

LMDP

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) respondió a las críticas de Felipe Calderón y del diputado Gabriel Quadri,  quienes a través de sus...