En el Segundo Diálogo por “La Paz, la Verdad y la Justicia”, Andrés Manuel López Obrador fue recibido por los gritos de cientos de víctimas que clamaban por justicia.

Ante esto, el Presidente electo les aseguró que tan pronto sea mandatario les pedirá perdón a todas las víctimas de violencia y les dijo que además se comprometía a que habrá justicia en todo lo que estuviera de su parte.

“Voy a cumplir con ustedes, no están solos”, les dijo.

El evento, que se llevó a cabo en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, López Obrador expresó que entiende el dolor de los familiares de las víctimas y que conoce el amor que se tiene por los hijos.

“Comprendo su dolor, comprendo lo difícil que es para ustedes no estar con sus seres queridos, sé muy bien lo que significa el amor de los padres a los hijos, es posiblemente el amor más sublime y por eso entiendo mucho el dolor de ustedes”, indicó.

El presidente electo aseguró que la impunidad se acabará cuando inicie su gobierno y les aseguró que su administración no estará al servicio de una minoría rapaz, ni al servicio de la delincuencia común o “la de cuello blanco”.

Invitó a las víctimas presentes a continuar con el diálogo y a ayudar con unidad para tener justicia en sus casos.

“Vamos a seguir dialogando, a buscar la forma de reconciliarnos los mexicanos. Vamos a buscar la manera de buscar la paz con justicia y dignidad”, expresó.

Además, López Obrador dijo que la violencia en México se desató “porque desde hace un tiempo se apostó a un modelo económico llamado neoliberal” y agregó que se va a distribuir la riqueza en nuestro país y que el presupuesto llegará a todos.

“Todos los jóvenes tendrán garantizado el estudio y el trabajo desde el primer día de mi Gobierno. Vamos entre todos a sacar a nuestro querido México de esta profunda crisis, que se termine esta pesadilla, este dolor (…) No voy a fallarle al pueblo, voy a cumplir, yo no tengo ningún compromiso con intereses creados, con ninguna mafia. Habrá justicia”, declaró.

Ante el cuestionamiento de los presentes sobre qué ocurriría con los desaparecidos, AMLO prometió que establecerá reuniones permanentes con las víctimas. Les indicó que tanto Olga Sánchez Cordero, futura secretaria de Gobernación, como Alejandro Encinas Rodríguez, próximo subsecretario de Gobernación estarán ahí para atenderlos.

“Hablando con toda franqueza, si nos vamos a reunir con cada colectivo no me voy a dar abasto”, indicó, por lo que pidió a los colectivos no “poner intereses particulares por delante” y organizarse.

En el evento también emitió unas palabras Javier Sicilia Zardain, líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD), quien durante su intervención pidió un minuto de silencio. No obstante, los padres de las víctimas gritaron: “¡No podemos guardar silencio!”, “No podemos callar, ¿así nos quieren callar?”, “¿dónde están, dónde están, nuestros hijos dónde están?”.

Así, los familiares tomaron la palabra, interrumpiendo a Sicilia, y decididos a hacerse escuchar, clamaron justicia y expresaron sus exigencias.

Después de unos minutos, Sicilia pudo continuar. “Esta violencia ha convertido al país en un campo de exterminio, en un rastro humano lleno de fosas clandestinas, de redes de trata, de casas de seguridad, en un matadero al aire libre”, dijo.

Luego, algunos padres de las víctimas tomaron la palabra.

Irinea Buendía, mamá de Mariana Lima, víctima de feminicidio, pidió la constitución de una Comisión de la Verdad y la Memoria Histórica, aprobada por el poder Legislativo.

“Que sea un organismo autónomo con recursos del erario y de organismos internacionales. Que nos e fragmente la búsqueda de la verdad en múltiples comisiones. Se quiere una comisión que nos ponga a las víctimas al centro”, propuso.

La integrante del Colectivo las Rastreadoras del Fuerte, Mirna Nereida Quiñonez, dijo al próximo presidente: “Señor Presidente, la paz sin justicia, no es duradera”. También le dijo que ha escuchado hablar de amnistía, “perdón, pero esto debe venir al final de un proceso. Nuestras instituciones mexicanas no son capaces de detener la crisis, nuestro sistema mexicano es débil y corrupto”.

“El gobierno saliente no quiso centrarse en conocer la verdad y fincar responsabilidades, no sabemos dónde están millones de mexicanas y mexicanos, queremos saber dónde están. No se hizo justicia para la guerra sucia, ni contra la droga. El gobierno saliente ha permitido atrocidades difíciles de contar, queremos saber si fue incompetencia o complicidad”, señaló otra madre de un desaparecido.

En medio del acto, un padre de familia que exigía justicia, expresó que había sido amenazado de muerte por buscar justicia para su hija asesinada. Después se desmayó.

“Nada más le pido que, si no me vuelve a ver, aquí está toda la información. Mi hija se sacrificó y me voy a sacrificar yo también”, dijo el hombre antes del incidente.

Luego de reanimarlo, los paramédicos lo llevaron en una camilla hacia una ambulancia. El hombre, llorando, aseguró que fue amenazado y advertido que no regresaría vivo a Guerrero.

“Señor López Obrador, es la última vez que yo lo veo, porque me van a matar. Eso me dijeron. Le pido que investigue al MP, a los policías, ¡al Gobernador!”, gritó.