El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Eduardo Medina Mora renunció sorpresivamente a su cargo la tarde de este jueves, y de forma por demás anticipada, pues aún le restan 11 años para concluir su encomienda.

Su renuncia se da en el contexto de la investigación que emprendió la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador sobre sus cuentas y manejos financieros de los últimos años, en las que de acuerdo a información que recibió la entidad, el ahora ex ministro recibió transferencias financieras que no corresponden con sus niveles de ingreso reportados en sus declaraciones patrimoniales.

De acuerdo con fuentes cercanas al Poder Judicial, Medina Mora presentó su renuncia a través de una carta que entregó al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, sin embargo hasta el momento no se ha hecho de conocimiento público los motivos de su separación al cargo.

Casi en punto de las 20:00 hrs, la Presidencia de la República confirmó la renuncia del ex ministro a través de su vocero Jesús Ramírez Cuevas, quien hizo el anuncio en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el ministro presidente, Arturo Zaldívar, también a través de Twitter, señaló que estará atento a las determinaciones del mandatario y del Senado, respecto a la renuncia de Medina Mora.

El artículo 99 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación señala que un ministro sólo puede renunciar al cargo por “causas graves” y se harán de conocimiento del presidente de la República.

Se informó que Andrés Manuel López Obrador aceptó la renuncia, por lo que ahora deberá enviar una terna al Congreso de la Unión para que se elija a un nuevo ministro.

Eduardo Medina Mora abraza al expresidente Enrique Peña Nieto. Foto: Cuartoscuro.

Medina Mora fue propuesto por el ex presidente Enrique Peña Nieto, y su encomienda terminaría hasta el 2030. Antes de ser ministro, el funcionario se desempeñó como director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) del 2000 al 2005. Fue secretario de Seguridad Pública del 2005 al 2006 y titular de la Procuraduría General de la República en el sexenio de Felipe Calderón, entre los años 2006 y 2009. También fue embajador de México en el Reino Unido y representante ante el Gobierno de Barack Obama.

La imagen de Medina Mora cayó en picada a partir de que el columnista del diario El Universal Salvador García Soto, publicara que la National Crime Agency, del Gobierno del Reino Unido, habría detectado transferencias millonarias hechas desde México a cuentas del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el HSBC UK BANK de Londres, por un total de 2 millones 382 mil 526 libras esterlinas, que le fueron depositadas en los últimos dos años.

Además el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, documentó que entre 2016 y 2018, el ministro mexicano también recibió en sus cuentas de HSBC USA, otros 2 millones 130 mil dólares en los mismos años.

El Gobierno del Reino Unido detectó que la empresa Compusoluciones y Asociados, S.A de C.V, le habían hecho transferencias a Medina Mora por la cantidad de 10 millones 643 mil 600 pesos,  a pesar de que en sus declaraciones patrimoniales de los últimos años no aparece reportada su pertenencia accionaria a esa empresa.

Un día después,  el ex ministro se pronunció a través de su cuenta de Twitter para negar las imputaciones que se le había hecho.  En la carta dirigida a El Universal , Medina Mora aceptó que la empresa Compusoluciones y asociados SA de CV es una empresa familiar en la que su difunta esposa era accionista y como tal recibió dividendos y realizó transmisión de acciones, “cuestiones que fueron debidamente documentadas y reportadas a las autoridades fiscales” e incluidas en sus declaraciones como contribuyente.

Posteriormente, el portal SinEmbargo reveló que los casi 103 millones de pesos que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) le detectó al ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) Eduardo Medina Mora, por trasferencias a sus cuentas bancarias desde el Reino Unido, podrían haber surgido de adjudicaciones directas que recibió su empresa en los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Lo anterior debido a que la empresa Compusoluciones y Asociados SA de CV (de la que Medina Mora es socio) recibió 102 millones 107 mil 156 pesos a través de 26 contratos  para suministrar licencias y capacitación en la operación de software como Oracle, o cursos sobre el uso de Excel o Power Point en las oficinas de Gobierno.

Esa cifra coincide con el monto que detectó la UIF en transferencias bancarias. De estos, 25 contratos fueron conseguidos por adjudicación directa; es decir, sin que mediara concurso o competencia con otras compañías del ramos de la informática.

El ex presidente Felipe Calderón cobijó a Medina Mora. Foto: Especial.

SinEmbargo reveló también que esa compañía está integrada por familiares del ex ministro, se encuentra asentada en la Ciudad de Guadalajara con el acta constitutiva 30,938, del 25 de mayo de 1985, y fue fundada por su hermano José Medina Mora Icaza. La dirección la ocupa Juan Pablo Medina Mora Icaza, otro hermano del ministro.

También está Raúl, quien en 2001 fundó Visión Holding México, S de R L de C V. según la escritura 45744, folio 283867. Compusoluciones y Asociados se aliaron con Visión Holding México, S de R L de C V. para obtener un contrato en el 2010 por 95 millones 832 mil pesos, que consistía en brindar un servicio de reproducción de documentos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Pero es el único que ganaron bajo las reglas de una Licitación Pública.