Hoy los periódicos Reforma, Mural y el Norte colocaron en sus primeras planas el siguiente titular: “Usan al SAT para intimidar a “REFORMA”. Hoy mismo el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reviró dicha información y dijo que lo que hizo el Grupo Reforma al colocar esa información en su diario fue un “despropósito” y que “se pasaron”, pues él no es Carlos Salinas de Gortari para perseguir a los críticos.

La nota de Reforma indica que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) citó a los accionistas de Reforma para que aclararan una discrepancia fiscal de 12 mil pesos, y que eso se debe interpretar como una presión a la labor periodística”.

Dice la nota:

En lo que puede interpretarse como un intento por presionar la labor periodística de esta casa editora, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) citó ante las autoridades a Alejandro Junco de la Vega, presidente de Grupo REFORMA, y a su esposa, Rosa Laura Elizondo, como accionistas, por una supuesta diferencia de 12 mil pesos en el ejercicio fiscal de hace cuatro años de la empresa.

En la nota se menciona que el SAT jamás había citado a los accionistas, sino a representantes legales, y que “no es común que el SAT cite a socios de Sociedades Anónimas para supuestas aclaraciones fiscales mínimas y rutinarias”, que eso suelen hacerlo los “representantes legales, los contadores, los auditores externos y los responsables del dictamen fiscal”.

Reforma indica que Alejandro Junco y su esposa acudieron a la cita, y “tras la comparecencia, que duró una hora, las autoridades fiscales aceptaron los documentos que avalan la inexistencia de la supuesta ‘discrepancia fiscal’”.

La nota termina con el siguiente párrafo:

El citatorio a Junco de la Vega ante la autoridad ocurre 97 días del inicio de la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador, quien ha calificado reiteradamente a Grupo REFORMA de “prensa fifí” y “conservadora”, portadora del “neoliberalismo”, etcétera, ante las investigaciones periodísticas y los cuestionamientos a acciones puntuales a la Administración morenista.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto: Especial

La respuesta de AMLO

Un reportero hoy le preguntó sobre la nota de Reforma a Andrés Manuel López Obrador, y el Presidente indicó que los de Reforma “se pasaron”, y que sí “calienta” lo que hicieron, pues él no es Carlos Salinas de Gortari: “nosotros no hacemos eso, no tengo ningún problema de conciencia”.

Mencionó que le pareció, “con todo respeto”, una exageración lo publicado por el diario Reforma, y mencionó que ellos no persiguen a quienes a quienes piensan distinto y critican al gobierno:

Nosotros no perseguimos a nadie, no somos como los gobiernos protegidos por Reforma. Nosotros respetamos las libertades, y respetamos el derecho a disentir. Es una falta de respeto, es ofensivo, el que estén señalando que estamos llevando a cabo un acto de intimidación, o de persecución a un medio como el Reforma. No es cierto, es una falsedad por entero, por completo. No lo hacemos con nadie.

Indicó que sí existen diferencias con Reforma, y son ideológicas especialmente, pero ello no indica que desde su gobierno se le vaya a perseguir:

Nosotros tenemos diferencias con el Reforma, pero no vamos a perseguir a nadie. Y las diferencias que tenemos y las hemos hechos públicas, y sí he hablado de la prensa ffí, y lo voy a seguir haciendo, porque es una prensa conservadora, que no tiene nada de malo de que exista, tiene todo su derecho […] . Mis diferencias con el Reforma son fundamentalmente por su postura conservadora. Es un periódico que surge en el gobierno de Salinas, que ha procurado no tocar a Salinas, que no cuestionó el saqueo del periodo neoliberal, que simuló que combatía la corrupción, señalando y acusando a funcionarios menores, a chivos expiatorios, que ayudó en el fraude electoral. Esas son nuestras diferencias con el Reforma. Pero de ahí, a que se le persiga, porque no pague los impuestos, que utilicemos nosotros al SAT para eso: ojalá y se aclare todo esto, inclusive la directora del SAT es colaboradora del Reforma, y es una abogada honesta, íntegra, incapaz de hacer algo así”.

El mandatario indicó no va a perseguir a nadie, ni a medios ni a ninguna persona que critique o que exprese opiniones o por su manera de pensar: “somos respetuosos de la libertad de expresión de manifestación de las ideas”.