El ex presidente Vicente Fox ha estado muy callado desde este jueves en sus redes sociales. Dejó de lanzarse contra Andrés Manuel López Obrador. ¿Será acaso que su silencio que tiene que ver con la denuncia que inició la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda en su contra y su hijo, Rodrigo Fox de la Concha?

El periodista Carlos Loret de Mola, reveló esta semana en su columna para El Universal que la dependencia federal los investiga por el presunto delito de defraudación fiscal, debido a que en un periodo de cuatro años, él y su hijo recibieron al menos 700 millones de pesos a través de 13 empresas vinculadas a ambos, entre ellas el Centro Fox y la Fundación Fox. 

Según el columnista, esa cantidad no habría sido declarada ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), por lo que el titular de la UIF, Santiago Nieto, está deliberando si se configura el delito de defraudación fiscal, para proceder penalmente contra Vicente Fox.

Santiago Nieto. Foto: Especial

Loret de Mola recuerda que desde el mes de julio pasado, Andrés Manuel López Obrador ya había anunciado que un ex presidente estaba siendo investigado, y aunque no dijo su nombre, algunos periodistas se enteraron que se trataba de Vicente Fox Quesada. 

El periodista señala también que el ex presidente ha negado la presunta defraudación fiscal que se le imputa, y por eso mismo asevera que la UIF se ha convertido en el brazo persecutor de AMLO para callar a sus detractores.

“En muchos sectores de la opinión pública y política se le ha acusado de ser un arma que utiliza el actual gobierno para intimidar a sus opositores. UIF ha sido acusada de ser un brazo persecutor de los opositores al presidente”, escribe Loret de Mola.

El portal Regeneración.mx retoma además las declaraciones  del hijo de “El Mayo”, Vicente Zambada Niebla “El Vicentillo” en el libro más reciente de la periodista Anabel Hernández El traidor: El diario secreto del hijo del “Mayo”, Jesús “El Rey” Zambada García, hermano del narcotraficante Ismael “El Mayo” Zambada García, quien presuntamente habría entregado tres millones de dólares al Gobierno de Vicente Fox.

Ismael El Mayo Zambada.

Esta transacción se habría llevado a cabo a través del titular de la AFI, Genaro García Luna, para que se nombrara a Norbeto Vigueras Beltrán como jefe regional de la AFI en Culiacán, Sinaloa.

Además, en mayo de este año Fox fue acusado por delitos de lesa humanidad junto con Felipe Calderón, así como del ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya.

Por desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales, desplazamiento forzado, tortura y detenciones arbitrarias llevadas a cabo en 2006 y 2007, durante las movilizaciones de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca.