La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) investiga un presunto desvío de recursos hacia el PRI, que habría tenido lugar cuando Enrique Ocho Reza era el dirigente nacional y Enrique Peña Nieto era Presidente de México.

Además, la Fiscalía General de la República (FGR) también investiga por presunto lavado de dinero a Jordi Segarra Tomás, consultor y estratega político, que habría hecho campañas para el partido tricolor.

“Es un asunto que ya se encuentra denunciado ante la Fiscalía General de la República. En este momento sólo con el señor Segarra, con sus empresas y se generó el acuerdo del bloqueo de cuentas por diversos delitos, incluyendo por supuesto el lavado de dinero”, dijo el titular de la UIF, Santiago Nieto.

Gracias a la investigación que la dependencia realiza al ex titular de Pemex, Emilio Lozoya Austin, y a Alonso Ancira, dueño de la empresa Altos Hornos de México (AHMSA), se detectó que se había hecho un depósito por 36 millones de pesos.

Emilio Lozoya. Foto: Especial

Según publicó el diario Reforma, la transferencia fue hecha por AHMSA a favor de ECCJS, una de las empresas de Segarra, misma en la cual se encontraron irregularidades en sus ingresos y en los depósitos que declaró a Hacienda.

Segarra colaboró en 2017 como consultor para la estrategia integral del PRI ante las elecciones de Alfredo del Mazo, en el Estado de México, Miguel Riquelme en Coahuila y Manuel Cota en Nayarit.

Desde mediados de 2019, cinco cuentas de Segarra fueron aseguradas por la FGR, según informa la publicación.

Asimismo, se reportó que entre 2017 y 2018, Segarra recibió 5 millones 480 mil pesos en sus cuentas personales, provenientes de “Comercializadora Prato”, la cual fue señalada como empresa “fantasma”, misma que a su vez, recibió depósitos por 116 millones 817 mil 740 pesos en el mismo periodo.

El diario recordó que en mayo de 2017, cuando Andrés Manuel López Obrador dirigía Morena, acusó a Ochoa Reza y a Peña Nieto de llevar a cabo una campaña denominada “Activación de lugares prioritarios, Edomex-8 Mayo 2017”, operada por la agencia de Segarra, con la cual se buscaba frenar el avance de la candidata de Morena para el Estado de México, Delfina Gómez.

Depósitos a Segarra

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) encontró que, en los últimos siete años hubo varios retiros y depósitos en moneda nacional hacia la cuenta de Segarra.

“En 2012, realizó un retiro de 326 mil pesos; en 2013, tuvo un depósito de 500 mil; y en 2017, otro retiro de 250 mil pesos. Además, el 14 de marzo de 2018 recibió dos cheques interbancarios por 909 mil 317 pesos, de un remitente no identificado”, señaló el reportero Abel Barajas, en su investigación para Reforma.

Luego, del 13 de junio al 10 de septiembre de 2018, Segarra envió 436 mil 471 pesos y registró depósitos del extranjero, por 525 mil 614 pesos.

Por su parte, EECJS, otra empresa de Segarra, tuvo retiros por 5 millones 336 mil 467 pesos y depósitos por 2 millones 267 mil 902 pesos en un periodo de 2015 a 2019.

Además se detectó que, en cheques, recibió 2 millones 120 mil 527 pesos, de los cuales 232 mil pesos fueron otorgados por Mónica Arriola, hija de Elba Eshter Gordillo.

Sin embargo, la UIF estableció que las transacciones fueron hechas por varias personas, “de las que no fue posible identificar cuál es la relación que tienen con Segarra y su empresa”.

Declaración irregular

La UIF dijo haber encontrado irregularidades en las declaraciones anuales de Jordi Segarra, ya que entre 2013 y 2018 reportó ingresos totales por 4 millones 216 mil 108 pesos e acumulables por un millón 598 mil 638 pesos.

Por su parte, su agencia registró ingresos totales por 69 millones 467 mil 608 pesos entre 2014 y 2018.

“Jordi Segarra y la moral EECJS S.C., antes Esete Publicidad S.C., presentaron declaraciones ante la autoridad hacendaria; sin embargo, los registros manifestados en éstas no coinciden con su información financiera y empresarial, ello posiblemente debido a que se encontraban imposibilitados para acreditar la legítima procedencia de los recursos que operaron ante el conocimiento de su ilicitud”, señaló la UIF.

¿Quién es Jordi Segarra?

Nació en Andorra, es licenciado en Periodismo y es conocido por ser uno de los estrategas políticos más importantes y reconocidos a nivel mundial, pues su especialidad es el desarrollo de proyectos métrico-dirigidos basados en inteligencia de datos.

En su experiencia está la coordinación de estrategias y campañas de líderes, partidos políticos, gobiernos y organizaciones en África, América, Asia y Europa.

En nuestro país colaboró con el PRI en 2017 y, en una entrevista, también agregó que participó en campañas de los partidos Nueva Alianza, de la Revolución Democrática (PRD) y con Gustavo Madero al interior del Partido Acción Nacional (PAN).

En su biografía se presume que, hasta ahora, ha encabezado 15 campañas presidenciales y 59 campañas para gobiernos alrededor del mundo, con un promedio de victorias electorales del 95.96 por ciento.

En alguna ocasión, dijo a la revista Campaigns & Elections que consideraba a nuestro país como la Champions League de la política y que no estaba casado con ningún partido mexicano.

“Yo me caso con personas, me caso con temas que defiendo. Entonces trabajamos en algunos lugares para el PRI y en algunos lugares para la coalición de partidos PAN y PRD”, dijo.

Su exitosa carrera tuvo su primer tropiezo en 2017, cuando Morena señaló al PRI en el Estado de México ante el INE, por la campaña electoral que presuntamente habría elaborado Segarra.

La campaña consistía en la compra y coacción del voto antes y durante la jornada electoral de ese año, bajo la operación de secretarios del Gabinete Federal.

Ahora, Jordi Segarra es investigado por la Fiscalía General por presunto lavado de dinero.