La organización civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) creyó tener en su poder las pruebas que demostraban corrupción en el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) con la compra de bebidas alcohólicas, cortes finos y hasta mantenimiento de albercas en el proyecto del Tren Maya. 

Y aunque no había verificado la información, aún así decidió publicarla. En su reportaje, la organización que financia el empresario Claudio X. González. Horas después, MMCI tuvo que desdecirse de su reportaje, ofrecer una disculpa y retirar el link de la publicación mediante una Fe de Erratas. 

“Este martes publicamos en línea un texto que daba cuenta de varias compras de vinos y licores, de productos cárnicos y mariscos, y de la contratación de una consultoría por 44 millones de pesos por parte de Fonatur Tren Maya. Por un error de procedimiento solo atribuible a mí, jefe de la unidad de periodismo de MCCI, no se tomó a priori la versión de Fonatur Tren Maya”, indicó la organización.

“Posterior a la publicación y luego de hablar con voceros de la dependencia, resulta claro que a nuestra información le faltó el debido contexto. Por ello, procedimos a retirarlo. Ofrezco una disculpa a los lectores y a los aludidos en la nota, y en el sitio quedará, junto a estas líneas, la carta que Fonatur envió a MCCI al respecto. Atentamente, Salvador Camarena”, concluye el comunicado, de quien es jefe de la Unidad de Periodismo de MCCI. 

Sin embargo, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) respondió con un comunicado en que señala que dicha organización demostró un total y absoluto desconocimiento del manejo y operaciones que realiza la dependencia federal al igual que sus filiales.

“Desde el año 1992 Fonatur Operadora Portuaria S.A. de C.V. provee servicios de restaurante y bar en los diversos Hoteles que administra en el municipio de Loreto”, indicó la dependencia en un comunicado.

Además, señaló que, para llevar a cabo la operación de los Hoteles, “Fonatur Tren Maya S.A. De C.V.”, procura de los materiales que sirven en los restaurantes y bares que administra.

“Uno de ellos es el Hotel Desert Inn San Ignacio, que como bien señala MCCI, en su nota del 24 de marzo, adquirió alimentos y servicios a sus más de 15 mil huéspedes anuales, dicho hotel genera más de 3 millones de pesos al año que bien justifican la compra de pollo, carne, y bebidas entre otros productos, invitamos a la ciudadanía a hospedarse en este distinguido hotel ubicado en Baja California Sur”, agregó.

Fonatur precisó que este “episodio tan embarazoso” se habría evitado si en un ejercicio periodístico común, MCCI les hubiera solicitado una aclaración. 

“Fonatur no fue contactado por el reportero Samuel Adam o por alguna persona integrante de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad. Desde Fonatur lamentamos que una institución con fines tan nobles como el combate a la corrupción y a la impunidad se preste a sembrar calumnias y esparcir mentiras que pudieron ser evitadas aplicando estándares periodísticos mínimos”.

La Fe de Erratas no pasó desapercibida para los usuarios de Twitter.