El músico mexicano Armando Vega Gil, bajista de la banda Botellita de Jerez anunció su suicidio en una carta publicada en su cuenta de Twitter la madrugada de este lunes y, horas más tarde, la banda confirmó su muerte en el mismo medio.

El compositor y músico fue señalado dentro del movimiento #MeToo, acusado de haber abusado y acosado a una niña de 13 años.

En su comunicado, Vega Gil aseguró no ser culpable, pero explicó que su carrera se había detenido e iría en picada luego de los señalamientos, además que no quería que las acusaciones afectaran a su hijo, por lo que prefería “un final terrible que un terror sin final”.

“Debo aclarar que mi muerte no es una confesión de culpabilidad, todo lo contrario, es una radical declaración de inocencia, sólo quiero dejar limpio el camino que transite mi hijo en el futuro. Su orfandad es una manera terrible de violentarlo, pero más vale un final terrible que un terror sin final”, expresó.

El músico también indicó que se considera un defensor de los derechos y respeta la libertad de expresión de la mujer que lo acusa, además de señalar que contempló la posibilidad de pedirle una reunión en compañía de testigos para asegurar que no habría amenazas ni represalías.

“Habría invitado a que habláramos de este asunto, ella con pruebas y testigos y acompañada por asesores y las chicas de #MeTooMúsicosMexicanos para que estuviera segura de que no habría amenazas ni represalias de mi parte, es correcto que las mujeres alcen la voz”, dijo.

Su carta concluye ofreciendo disculpas a las personas que hizo sentir atacadas y agradece a quienes estuvieron de su lado.

“Gracias a los que se mostraron solidarios conmigo, a los que me cobijaron con su amor estos 64 años. No se culpe, pues, a nadie de mi muerte: esta (el suicidio) es una decisión consciente, voluntaria, libre y personal. Hasta pronto, Armando Vega Gil”, se lee.

Usuarios se burlaron ante amenaza de suicidio

Luego de que el músico hiciera pública su intención de quitarse la vida, usuarios en la red social Twitter comenzaron a responder, calificando su comunicado como un chantaje mediático con el que pretendía “limpiar su imagen”.

Incluso, la cuenta @MeTooMusicaMx tuiteó al respecto:

“Ocurren 17 casos de suicidio REALES en México cada día. Jugar con eso para salvarte de una demanda por pederastía e intentar ‘limpiar tu imagen’, no solo es cobarde, es ruin”.

Tras confirmarse el suicidio de Vega Gil, la cuenta @MeTooMusicaMx desde la cual se difundían las denuncias de acoso, violación y violencia de género, fue eliminada de la red social Twitter.