El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, dio hoy una conferencia de prensa e insinuó que el subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell, esconde “cifras”, y que ello representaría una “traición a la patria”.

Dijo el funcionario estatal: “No quiero yo pensar que lo que está haciendo López-Gatell es cuidar la estadística, porque sería -literal lo digo- un acto de traición a la patria”.

Esta frase la mencionó Alfaro después de haber dicho que López Gatell se ha negado a hacer más pruebas rápidas, y con ello dando a entender que el gobierno federal busca esconder casos.

Alfaro se queja que no ha podido comprar esas pruebas porque no tiene la certificación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Esto lo menciona a pesar de que, hace una semana, Jalisco ya había encargado las pruebas, pero el proveer que contactó la entidad le quedó mal y, hasta dijo el propia Alfaro, ya no le contestaba el teléfono.

Cabe resaltar que el 20 de marzo Enrique Alfaro llamó a la gente de Jalisco a quedarse sólo 5 días en casa, para con ello vencer a la pandemia y no tener que hacer “una cuarentena” larga. Después de esos 5 días, muchos jaliscienses se han preguntado si ya le ganaron o no a la pandemia.

El día de ayer Enrique Alfaro anunció que colocará puestos de control en las fronteras de Jalisco, para “evaluar” a quienes pretenden ingresar a la entidad, especialmente a los de la Ciudad de México, dando a entender que en la capital del país la pandemia es mucho más alta y preocupante.

Según el reporte ayer, Jalisco tenía 94 casos positivos y 3 defunciones.

Hay analistas que afirman que Enrique Alfaro está usando la epidemia de Covid-19 para promocionarse políticamente.