Los ex secretarios Luis Videgaray Caso y Rosario Robles Berlanga podrían ser imputados por la Fiscalía General de la República (FGR) por el delito de ejercicio indebido de funciones, lo que podría costarles entre dos y siete años de prisión.

Lo anterior a causa del desvío de más de 5 mil millones de pesos del erario de las secretarías de Desarrollo Social y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano en el sexenio anterior, el encabezado por Enrique Peña Nieto.

De acuerdo fuentes cercanas a la investigación de “La estafa maestra” -como se le conoce al caso- que hablaron con el medio Contralínea, la FGR buscará probar que, cuando se dispone de una cantidad multimillonaria, el titular de la dependencia no puede evadir las responsabilidades del destino de dicha cifra.

Rosario Robles Berlanga, ex funcionaria del gobierno de EPN. Foto: Especial

En el caso de Rosario Robles, la cantidad supera los 5 mil millones de pesos.

Mientras tanto, en el caso de Luis Videgaray, su responsabilidad proviene de las pruebas en poder de la FGR, respecto de las autorizaciones que dio para dotar de recursos a la Sedesol y la Sedatu, “con pleno conocimiento del uso que se le daría a tal cantidad de fondos”.

Hasta ahora, Videgaray no se le ha sido citado a comparecer por este caso.

Según los avances de la Fiscalía, otra prueba contra ambos es que el suministro de recursos fue gestionado de forma personal por Robles y por su entonces oficial Mayor, Emilio Zebadúa, con Videgaray.

Luis Videgaray se desempeñó como titular de Hacienda del 1 de diciembre de 2012 al 7 de septiembre de 2016, mientras que Robles Berlanga lideró la Sedesol entre el 1 de diciembre de 2012 y el 27 de agosto de 2015, y desde esa fecha y hasta el 30 de noviembre de 2018, la Sedatu.