Casi al mismo tiempo en que Andrés Manuel López Obrador anunció que su gobierno investigará los contratos colectivos que firmó el líder del sindicato de Petróleos Mexicanos (Pemex) Carlos Romero Deschamps, quien obtuvo una suspensión indefinida de parte del Juez Décimo Cuarto de Distrito,  Raúl García Camacho, con sede en Naucalpan, Estado de México para evitar ser detenido por la Fiscalía General de la República (FGR). 

En su conferencia matutina, el mandatario aseguró que los contratos laborales “son sagrados”, por lo que todo lo que por ley le corresponde a los trabajadores se tiene que respetar. Sostuvo que no va a haber acuerdos extra legales o debajo de la mesa y que no se va a entregar dinero a líderes sindicales porque no hay ya “ningún privilegio para dirigentes”.

Dijo que actualmente se revisa el contrato colectivo de trabajo de Pemex  con el sindicato y señaló que la indicación al director de la empresa productiva del Estado, Octavio Romero, es que todo se ajuste a lo legal y con austeridad.

Romero Deschamps fue denunciado la semana pasada por el Frente Nacional Petrolero  ante la FGR  por fraude millonario en la administración de recursos del gremio.

El líder sindical  lleva 26 años al frente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana y en constantes ocasiones ha sido señalado, tanto por los gobiernos del PRI como por los del PAN, sin embargo nunca ha sido encarcelado. 

Todo lo contrario, Vicente Fox le perdonó desvíos por mil millones de pesos en el proceso electoral 1999-2000 y con Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto ganó el mote del “jeque mexicano”.

Esta es la tercera vez que la sección 10 del sindicato petrolero acusa a  Romero Deschamps de violaciones constitucionales, administrativas y laborales, por las que exige se dé inicio a un juicio político en su contra. La diferencia es que esta ocasión el sindicato tiene evidencias que comprueban el presunto desvío de recursos. 

Juan Collado, el abogado de Deschamps, se encuentra en prisión. Foto: Cuartoscuro.

La semana pasada elementos de la Fiscalía ejecutaron una orden de aprehensión en contra del  abogado de Deschamps, Javier Collado Mocelo, con quien estaba comiendo en un restaurante de la Ciudad de México en el momento de su detención. Algunos medios de comunicación señalaron que el líder petrolero se escondió debajo de una mesa pues pensó que los agentes de la FGR iban por él. 

Andrés Manuel López Obrador comentó por la mañana que no tiene información sobre ninguna denuncia en contra de Romero Deschamps. Sin embargo, recordó que él dio la instrucción de que todo lo vinculado con un delito, se debe denunciar.

“Acerca de la denuncia no tengo información, pero es un poco lo que pasó ayer. Tengo dada la instrucción de que todo lo que implique o que pueda implicar un delito, se denuncia, sea quien sea. Ayer tuve una reunión con Santiago Nieto”, dijo el tabasqueño.

Y efectivamente, el diario Reforma confirmó que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público presentó ante la FGR dos nuevas denuncias contra él y seis de sus familiares. Los delitos señalados por la UIF serían,  enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, los cuales se suman a las denuncias por delincuencia organizada y defraudación fiscal presentadas por los trabajadores.

Romero Deschamps saluda a Enrique Peña Nieto. Foto: Especial.

En lo que corresponde al delito de enriquecimiento ilícito, la Fiscalía Anticorrupción ha detectado que los familiares de Descamps realizaban depósitos y transferencias a través del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios sin justificar el origen y destino del dinero.

Además de Romero Deschamps fue denunciada su esposa Blanca Rosa Durán, sus hijos Paulina, Alejandro y Juan Carlos, y la esposa de éste último, Fernanda Ocejo. La sexta familiar señalada es Ana Luisa Aguinaco Romero, hijastra de María Esther Romero, quien es hermana de Carlos Romero Deschamps. 

De acuerdo con Reforma la carpeta de investigación en la Fiscalía Anticorrupción por enriquecimiento ilícito lleva el folio: FED/FECC/FECC-CDMX/66/2019, pero hasta ahora Romero Deschamps y su familia no han sido llamados a declarar.

Durante la conferencia, un reportero preguntó si  Arturo Alcalde Justiniani, padre de Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), es el abogado del líder petrolero, sin embargo el mandatario rechazó que esto fuera cierto.

Arturo Alcalde Justiniani. Foto: Especial.

El propio Justiniani comentó posteriormente al portal Regeneración que es falso que él sea el abogado del líder petrolero. Mas aún, señaló que en el pasado había peces gordos del sindicato que recibían dinero del gobierno para trasladarlos al PRI, por lo que investigaciones de este tipo serán fundamentales.

Este tipo de investigaciones son fundamentales para encontrar muchas ligas no sólo del orden personal, sino familiar, porque es tal la impunidad con la que se manejaban los sindicatos que con naturalidad trasladan los recursos de una persona a otra”, aseveró.

La hija de Justiniani, Luisa María Alcalde, quien es la actual secretaria del Trabajo expresó mediante un tuit su molestia.

A lo largo de estos 30 años como dirigente sindical, Carlos Romero Deschamps ha acumulado numerosas riquezas y acusaciones en su contra por delitos que van desde delincuencia organizada, lavado de dinero, evasión de impuestos y enriquecimiento ilícito por 150 millones de dólares.

Hasta hace poco, el salario del dirigente era un misterio, pero el portal Nómina Transparente dio a conocer que el sueldo del líder petrolero asciende a 17 mil 027 pesos netos; sin embargo, el sitio desglosa otro pago por la misma cantidad, es decir, por dos cargos diferentes Romero Deschamps gana 34 mil pesos mensuales.

La nómina causó polémica, pues contrasta con los escándalos de excesos y el estilo de vida de Romero Deschamps. Según Reforma, en junio de 2018, el líder petrolero habría adquirido una mansión en la bahía de Acapulco valuada en 6.4 millones de dólares.

Con al menos mil metros cuadrados, Romero Deschamps derribó la casa que contaba con terraza, bar, estacionamiento, cancha de tenis, 11 recámaras, un comedor y un antecomedor en una arboleda, para rehacerla a su gusto.

Además, José Carlos Romero Durán, hijo de Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato petrolero, posee una villa y un departamento en una de las zonas más exclusivas de Miami Beach, Florida, reportó la revista Proceso. 

La compra de la villa fue hecha hace una década con un pago de 5 millones 500,000 dólares, alrededor de 104 millones de pesos (mdp) al tipo de cambio actual.

La vida de lujos y excentricidades también ha sido mostrada en redes sociales por sus hijos Paulina y José Carlos.

Paulina levantó polémica luego de que compartió en sus redes sociales fotos de sus viajes, renta de aviones privados, habitaciones de lujo, y bolsas de diseñador con valor de hasta 800 mil pesos.

En 2013, su hijo José Carlos apareció en Mónaco a bordo de un auto Enzo Ferrari edición limitada y en color dorado, valorado en ese entonces en dos millones de dólares. Las imágenes causaron gran indignación, pero sólo quedó en eso.