Después de la ola de indignación desatada por el llamado a asesinar al candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, Televisa y el Canal Once tomaron la decisión de romper sus relaciones laborales con el periodista Ricardo Alemán.

A través de un comunicado, Televisa anunció que decidió terminar la relación con Ricardo Alemán, por lo que dejará el programa “La mudanza” en Foro TV. La razón que esgrimió la empresa: haber “difundido un mensaje de un tercero que induce a la violencia”.

“Ante la ausencia de una condena explícita, estamos obligados a dar por terminada la relación laboral con el periodista a partir de hoy”, señaló la televisora a través de Twitter.

Momentos después, el propio Alemán confirmó en su cuenta la decisión tomada por Televisa e informó que el Canal Once del Instituto Politécnico Nacional también decidió cancelar su programa de televisión.

Al final de cada uno de los mensajes escritos en la red social, culpó a los seguidores de Morena de su despido.

 

 

Ayer, el periodista incitó a la violencia a través de un mensaje en Twitter donde insinuaba que sería bueno asesinar al candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador.

Tras lo escrito por Alemán, los usuarios de la red social Twitter crearon el hastag #NoAlPeriodismoSicario, para pedirle a las autoridades tomar cartas en el asunto y a los directores de los medios de comunicación en los que colaboraba el periodista, dejar de darle cabida por hacer apología del delito.

Ante las acciones emprendidas por sus críticos, en lugar de ofrecer disculpas o retractarse de sus dichos, Ricardo Alemán respondió con otro tuit en el que los acusó de formar parte de una “jauría” y pertenecer a una “legión de idiotas”. 

Poco después, Alemán compartió en su cuenta una nota contra AMLO del portal de noticias falsas Pejeleaks y ante la ola de indignación provocada por sus mensajes, se jactó de ser víctima de una campaña en su contra.

La reprobación a su dicho no sólo causó indignación entre los tuiteros, también hubo reacciones por parte del gremio periodístico. Uno de los que reprochó su comportamiento fue Julio Hernández López, quien alertó sobre la peligrosidad de su mensaje, al incitar el odio y promover un atentado político.

Varias horas después de haber publicado su polémico tuit, Ricardo Alemán comenzó a  deslindarse de sus propias palabras, pues según la respuesta que le dio al periodista de La Jornada, sólo trataba de dar “una llamada de atención”.

Luego, publicó un video en el que trató de justificarse, arguyendo que él no tenía la intención de insinuar un atentado en contra de AMLO, “simplemente advertir de ese riesgo”.

“Probablemente no lo dimos, no lo hicimos correctamente, si alguien se siente molesto, si alguien supone que estamos haciendo algo indebido, les ofrezco una disculpa, no fue nuestra intención molestar a nadie y por supuesto, no estamos locos para entrar a esos juegos”.

Tras “disculparse”, Alemán culpó a los militantes de Morena por lo sucedido, pues desde su perspectiva, son ellos quienes quieren distorsionar sus palabras e involucrarlo en situaciones que están muy lejos de lo que él y su equipo hacen, pues su intención nunca fue amenazar a nadie.

Tras los acontecimientos, el único medio que no ha tomado ninguna acción en contra del periodista, ha sido el diario Milenio, del cual Ricardo Alemán es columnista.