Por: César Octavio Huerta (@zorrotapatio)

La Procuraduría General de la República (PGR) ocultó una libreta clave en el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, a los investigadores del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH).

La libreta propiedad de Sidronio Casarrubias Salgado, uno de los exlíderes de Guerreros Unidos, el cártel vinculado a la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, Guerrero, la noche del 26 de septiembre de 2014, contenía nombres y números telefónicos de funcionarios de los tres niveles de gobierno.

Entre los nombres que aparecen en la libreta se encuentra el de Omar Hamid García Harfuch, actual titular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), quien en septiembre de 2014 era el coordinador regional de la Policía Federal (PF) en Guerrero. También aparece Leonardo Octavio Vázquez Pérez, quien en ese momento trabajaba como secretario de seguridad pública de Guerrero.

Ante esta situación, la Visitaduría General de la PGR abrió una indagatoria para sancionar al personal operativo de la institución que haya ocultado evidencia del caso a los investigadores internacionales, representantes legales y padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes se percató de la existencia de este documento hasta que salió del país, tras la negativa del gobierno de Enrique Peña Nieto de que continuaran con las investigaciones para dar con el paradero de los jóvenes desaparecidos.

Casarrubias Salgado fue detenido el 16 de octubre de 2014 y según la versión oficial, fue él quien  ordenó la ejecución de 43 estudiantes de Ayotzinapa.