El gobierno de Enrique Peña Nieto postergó seis meses la entrega de concesiones de agua en el territorio nacional.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) anunció que el nuevo sistema Conagua Digital entrará en vigor en seis meses porque no todos los usuarios de aguas nacionales cuentan con su Firma Electrónica Avanzada (FIEL), un requisito indispensable para realizar el trámite para la obtención de concesiones en línea.

La Conagua negó haber tomado esta decisión por la presión ciudadana que busca frenar la entrega de concesiones del agua, otorgadas por el Presidente Enrique Peña Nieto a través de un decreto firmado en junio pasado.

Enrique Peña Nieto. Foto: Especial

Mediante un comunicado, la Conagua explicó su postura:

“Debido a que el nuevo sistema [email protected] requiere de manera obligatoria contar con la FIEL, emitida por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), y que algunos de los usuarios de aguas nacionales no cuentan con ella, hoy se decidió emitir un acuerdo para postergar el inicio de operaciones del sistema por seis meses, con el fin de permitir a todos los usuarios que no cuenten con ella realizar los trámites necesarios para obtenerla”.

La Conagua negó que su sistema digital otorgue en automático las concesiones de aguas nacionales, sino lo que hace “es digitalizar el proceso para dar una mejor y más rápida respuesta a las solicitudes de los usuarios, fortalece la transparencia y lleva un mejor control de la disponibilidad del agua”.

Y defendió la plataforma porque “mantiene todos los requisitos contemplados en la Ley de Aguas Nacionales, por lo que no altera el procedimiento para la obtención de concesiones, solo lo digitaliza y reduce tiempos de respuestas”.

El presidente Enrique Peña Nieto durante un evento de la Conagua. Foto: Especial.

Tras esta decisión, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador sería el encargado de otorgar las concesiones, lo cual el propio Presidente electo anunció que no realizará, pues desde su campaña presidencial se comprometió a revertir los decretos firmados por Enrique Peña Nieto.

Los antecedentes

Hace unos días las organizaciones Agua para [email protected], Agua para la Vida, la Asociación Nacional de Abogados Democráticos y la Central Cardenista Campesina, este nuevo sistema contemplaba la entrega automática de las concesiones de aguas nacionales hasta agotar existencias.

Los organismos de la sociedad civil denunciaron que a poco más de un mes de que concluya su gestión, el presidente Enrique Peña Nieto, busca de forma desesperada privatizar las aguas nacionales a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

“Con el otorgamiento automático y masivo de concesiones , el régimen saliente está buscando de manera desesperada la privatización de las aguas nacionales antes de que llegue el próximo Gobierno. Es una desregulación brutal”, dijo el doctor Pedro Moctezuma Barragán, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Ante la alerta provocada en redes sociales, Morena pidió al gobierno de Enrique Peña Nieto, frenar, posponer o cancelar la entrega de concesiones por 30 años a privados para el uso y aprovechamiento de agua.

El coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, hizo de manera oficial la petición al secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, para que las concesiones de agua a particulares, contempladas por los decretos firmados por el Presidente Enrique Peña Nieto, no sean entregadas.

“Le pedí al Secretario que haga uso de sus buenos oficios para frenar y suspender la entrega de concesiones de agua.Fue un planteamiento formal para que se dé la suspensión y el aplazamiento. Vamos a insistir en eso todo el día y en el más alto nivel” dijo Monreal.

El senador de Morena, Ricardo Monreal. Foto: Especial

El senador morenista indicó que ante esta petición, Navarrete Prida únicamente se comprometió a dialogar el tema con la autoridad responsable.

“Nos preocupa porque es un recurso vital que no debe ser susceptible de privatización. Hacemos un llamado respetuoso y atento”, expuso Monreal.

En junio de este año, en plena temporada electoral y mundialista, Enrique Peña Nieto firmó decretos que modifican los estatus de veda que existen en 300 cuencas hidrológicas de 20 estados del país, lo que permitirá a empresas transnacionales la explotación de estos mantos acuíferos, mismos que concentran 55 por ciento de las aguas de lagos y ríos de todo el territorio nacional.

Los permisos fueron levantados con los decretos de reservas de agua que se publicaron hace 10 días por el gobierno federal, lo que significa que el líquido fue concesionado por los próximos 50 años para ser utilizado con fines lucrativos, ya sea privatizando directamente el manejo del agua en organismos operadores empresariales, municipales o entregando concesiones de agua para las distintas industrias extractivas del país, como la minería, los hidrocarburos o el turismo.

AMLO en Tepic, Nayarit. Foto: Especial

Se cancela la privatización del agua: prometió AMLO

Tras darse a conocer la noticia, el entonces candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió en junio pasado a dar marcha atrás a los diez decretos firmados por Enrique Peña Nieto que según expertos y organizaciones sociales, abren la puerta a la privatización del agua en el país.

Durante su discurso, AMLO indicó que el decreto para privatizar las aguas nacionales se firmó mediante un “albazo”, lo cual sería impedido de convertirse en Presidente de México, pues se comprometió a revertir los efectos del decreto y también a no permitir ni una privatización más.

“Se acaban las privatizaciones. No se va a privatizar nada. No se va a privatizar el agua. Hace unos días firmaron un decreto queriendo dar un albazo, un madruguete para privatizar el agua. Ese decreto va para atrás” prometió AMLO durante un mitin en Nayarit.