El ex director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en el Gobierno de Felipe Calderón, Jesús Villalobos, es investigado por la Fiscalía General de la República (FGR) por supuesto enriquecimiento ilícito.

Todo comenzó con un procedimiento de verificación patrimonial de la Secretaría de la Función Pública (SFP) en el que se detectó que en los años 2002, 2003, 2005, 2006, 2007 y 2011, Villalobos registró un aumento en su patrimonio que resultaba inexplicable o injustificable.

Aún así, aunque la SFP denunció al ex funcionario en 2017, la denuncia no fue ratificada hasta dos años después, en julio de 2019.

En las resoluciones judiciales no se menciona el monto del supuesto enriquecimiento ilícito.

En diciembre de 2019 un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Sur ordenó a la FGR emitir, en un plazo de 15 días, un citatorio para investigar al ex funcionario en calidad de imputado y notificarle la investigación en su contra.

La SFP presentó un amparo en contra de esa decisión judicial y, aunque al inicio fue desechado, un tribunal ordenó su admisión. El fallo sigue pendiente.

Según una publicación de Reforma, aún las autoridades no han informado de manera oficial si Villalobos ya fue llamado a comparecer ante el Ministerio Público, pero se sabe que fue inhabilitado por 10 años para desempeñar cualquier cargo público y se le impuso el pago de una multa de 161 mil 759 pesos.