La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) detectó una triangulación de recursos desde dependencias públicas a cuentas del ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, quien se encuentra preso en Estados Unidos a la espera de una audiencia ante el juez que se llevará a cabo el próximo martes.

El titular de la UIF, Santiago Nieto Castillo confirmó que por esta transferencia presentarán una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) para que inicie una carpeta de investigación.

“Hasta este momento habíamos encontrado una transferencia por parte de dependencias públicas hacia una empresa y de ahí triangulación hacia cuentas del señor García Luna, es lo que denunciaremos en fecha próxima ante la Fiscalía General de la República”, dijo. 

Entrevistado tras haber participado en el foro +Transparencia=-Corrupción, Nieto dijo que en total se han bloqueado 11 cuentas relacionadas con el ex funcionario, entre ellas, algunas que pertenecen a sus familiares.

“Una hermana y la esposa están relacionadas porque aparecen en las operaciones con transferencias de recursos”, comentó. 

Santiago Nieto. Foto: Especial

Nieto dijo que esperará a que la tarde de este viernes, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNVB) le entregue toda la información relacionada con García Luna debido a que ayer fue un día inhábil para el sistema financiero.

“Yo esperaría que el día de hoy a las cinco de la tarde podamos tener un monto total de estas 11 personas físicas y morales a las que se les hizo el congelamiento por el caso del señor García Luna y los montos, evidentemente”, añadió.

Entrevistado por la periodista Carmen Aristegui, Nieto Castillo detalló  que la detención y el bloqueo de las cuentas del ex funcionario ocurrió gracias al trabajo coordinado e intercambio de información entre agencias de seguridad mexicanas y estadounidenses.

“Sí fue esta misma semana (el bloqueo de cuentas), ya era un tema que ya veníamos trabajando con algunas agencias norteamericanas en cuanto al intercambio de información”, reveló el funcionario.

Por otro lado,  el presidente Andrés Manuel López Obrador,  informó durante su conferencia matutina que ha ordenado el inicio de una “limpia” del Gobierno Federal de todos los colaboradores de Genaro García Luna.

García Luna fue detenido en Texas acusado de narcotráfico, y de haber dado protección al Cártel de Sinaloa, del que —según testimonios entre los que se encuentra El Vicentillo, hijo del Mayo Zambada— habría recibido millones de dólares. El Departamento de Justicia de Estados Unidos además lo acusa de lavado de dinero, y de haber mentido a autoridades federales sobre sus antecedentes penales.

AMLO, presidente de México. Foto: Especial.

López Obrador dijo esta semana que el arresto de García Luna es una confirmación de que el modelo de seguridad militarizado, la llamada guerra, está acabado.

“Aprovecho para decirle a muchos servidores públicos de todas la áreas. Puede ser que lo oculten, se enzarapen por un tiempo, pero va a ser transitorio”, dijo esta mañana López Obrador.

“Ya no queremos servidores públicos corruptos, déspotas, irresponsables, deficientes. Queremos auténticos servidores públicos”, sentenció.

De 2001 a 2005, Genaro García Luna dirigió la Agencia Federal de Investigación de México (AFI), y de 2006 a 2012, se desempeñó como Secretario de Seguridad Pública federal, controlando la fuerza de Policía Federal de México.

“A cambio del pago de sobornos, el Cártel de Sinaloa obtuvo un pasaje seguro para sus envíos de drogas, información confidencial de las fuerzas del orden sobre investigaciones sobre el cártel e información sobre cárteles rivales de drogas, lo que facilitó la importación de cantidades de toneladas de cocaína y otras drogas”, dijo el Fiscal de Nueva York que está a la espera de enjuiciar al ex funcionario. 

Según una publicación del diario Milenio, Felipe Calderón estaba al tanto de las operaciones de García Luna, aunque el propio ex mandatario ha tratado de hacer un deslinde de quien fuera su súper policía. De acuerdo con una carta a la que tuvo acceso el periódico, el coordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF), Javier Herrera Valles, narró las diversas anomalías y situación que vivía el país en materia de seguridad pública.

“Ciudadano Presidente, es una verdadera tristeza la situación actual que está pasando nuestro país en materia de Seguridad Pública, por lo que he tomado la decisión de hacer de su superior conocimiento los siguientes comentarios”, señala el texto dirigido a Calderón Hinojosa.

Javier Herrera Valles, el delator de Felipe Calderón. Foto: Especial.

El documento tiene  fecha del 15 de febrero de 2008, y Herrera Valles relata que García Luna designó en cargos de la PF a personal de su confianza, con quienes habría trabajado en la entonces Agencia Federal de Investigación, mismos que cometieron desde venta de plazas, hasta secuestro y homicidio, según informa el diario.

El coordinador de Seguridad Regional también señaló que con los operativos que el ex titular de la SSP encabezó u ordenó buscaba eventos mediáticos.

“Señor Presidente lo más preocupante para la Seguridad Pública de nuestro país es que el Ing. García Luna continúa sin dirección en la Policía, mintiéndole a usted y a la sociedad haciéndole creer en una coordinación entre PFP y AFI que no existe, siendo ampliamente comentado por los diferentes medios de comunicación”, añade Javier Herrera en su misiva.