El ex Secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón, Genaro García Luna, habría encabezado un esquema de triangulación de recursos a través de empresas fantasma para acumular cerca de 4 millones de dólares, según reveló Univisión Investiga.

El medio indicó que obtuvo datos inéditos de la Fiscalía de Nueva York y, a través de investigaciones propias, encontró cómo se adquirió una residencia en Florida, que habría sido pieza clave en dicho esquema.

Los dueños ya son investigados en México, pero se trataría de la cada a la que García Luna se mudó con su familia en 2012, cuando dejó de ser funcionario en México.

Según el medio, la fiscalía no reveló el nombre de las empresas ni de los prestanombres involucrados en la compra de la propiedad.

No obstante, añade, se “ofrece detalles sobre cómo se adquirió la propiedad y quiénes participaron en la compra”.

¿Qué dice la Fiscalía de Nueva York?

La instancia asegura que la casa en Golden Beach fue comprada usando “compañías fantasma y compradores falsos”.

Este sería el mismo modus operandi que el ex secretario usó para esconder otras propiedades.

“La logística consistía, según los fiscales, en que una empresa de Estados Unidos compraba una propiedad al tiempo que otra, fuera de Estados Unidos, la pagaba en efectivo y en ninguna de estas empresas aparecía el nombre del exfuncionario, pero en realidad eran suyas”, señaló.

La residencia está valuada en 3 millones de dólares, tiene alberca, embarcadero propio, salida al mar, cuatro cuartos y cuatro baños.

La investigación

El año pasado, Univisión Investiga reveló que la casa se había comprado mediante la compañía de Florida 274 SIGB.

De esta forma, la casa sería parte de un conglomerado de compañías y propiedades a nombre de Samuel Weinberg y su hijo Jonathan Alexis.

Los Weinberg son empresarios mexicanos de seguridad que vendieron millones de dólares en contratos al gobierno de México, mientras que García Luna era secretario de seguridad, aunque aún no han sido mencionados en el caso judicial contra García Luna.

Lo que sí, es que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) congeló sus cuentas bancarias en diciembre de 2019 y fueron radicadas dos denuncias ante la Fiscalía, acusándolos de ser parte de un esquema que García Luna usó para triangular dinero de contratos del gobierno a sus cuentas personales.

En una entrevista a Televisa en 2018, García Luna rechazó ser socio de la familia Weinberg; no obstante, en enero de 2019 Jonathan Alexis dijo a Univisión que la casa de Golden Beach era de su familia y la rentaban al ex funcionario.

Incluso ofreció entregar una copia del contrato de arrendamiento y las transferencias de pago, pero nunca lo hizo.

La residencia fue vendida en 2016. En la inscripción de la venta aparece una compañía panameña llamada NOA S.A, como controladora de 274 SIGB, la sociedad de Miami.

Sin embargo, no queda claro si NOA es la compañía panameña a la que se refieren los fiscales de Nueva York sin mencionar el nombre.