Ayer, Ciro Gómez Leyva dio a conocer un video donde se ve al ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, hablando desde la Laguna de Atitlán, en Guatemala, el 15 de abril de 2017, día en que fue “capturado”. Ahí dice que se estará entregando al gobierno de Enrique Peña Nieto, y que seguramente, cuando lo haga, las autoridades federales dirán que lo “sorprendieron”.

“Hoy es sábado 15 de abril de 2017. Les estoy hablando desde la laguna de Atitlán, en Guatemala”

El pasado 9 de julio, Javier Duarte Ochoa aseguró en una entrevista que se entregó al gobierno de Enrique Peña Nieto a cambio de que dejaran libre y en paz a su familia. Afirmó: “Por supuesto que pacté mi entrega. No me detuvieron, yo me entregué a cambio de que dejaran a mi familia”.

La entrega, según dijo Duarte, se pactó entre él y el Centro de Investigaciones y Seguridad Nacional (CIESEN) -dependiente de la Secretaría de Gobernación- y la Procuraduría General de la República.

En aquella entrevista con Ciro Gómez Leyva que se dio a conocer el pasado 9 de julio, afirmó: “Pacté mi entrega, sí a través de aquel entonces con los que eran mis abogados se hizo una mesa de trabajo en donde mi abogado (Marco Antonio del Toro) en la Ciudad de México donde participaron funcionarios de aquella administración del Cisen, Segob y PGR”.

Día de la detención de Javier Duarte, en Guatemala.

El video que ayer dio a conocer Gómez Leyva, y que fue filmando horas antes de entregarse Javier Duarte el 15 de abril de 2017, el ex gobernador de Veracruz explica que no se entregó, sino que hizo un acuerdo con la administración de Peña Nieto para que, a cambiar de que dejaran en paz a su familia, él se entregara. Además, se asumió como “preso político”:

Quiero informar que en unos instantes más, de acuerdo al convenio establecido con el Gobierno Federal, seré detenido. Me entrego, precisamente para poderme defender y poder cumplir con los acuerdos establecidos con el Gobierno Federal en el sentido de que puedan dejar de estar hostigando a mi familia, a mis seres queridos, y que paren ya esta persecución mediática, política y judicial en contra de mi persona, de mis familiares y de mi entorno.

El acuerdo es de que hoy al entregarme serán ya retiradas todas las acusaciones en contra de mi familia. Llevaré el proceso penal correspondiente, en el que espero poder tener elementos para salir bien librado del tema, y mi familia pueda desarrollar su vida plenamente en paz, en bienestar, y sin seguir siendo molestado. Seré un preso político del sistema, y desde ahora les digo que si en el caso de que me obligaran a hacer alguna declaración, alguna acusación en contra de persona alguna, llámese Andrés Manuel López Obrador o cualquier otra persona, es contra mi voluntad y es precisamente por el hecho de estar detenido el que lo haré.

No me detuvieron, me estoy entregando, y evidentemente darán a conocer como si hubiera sido sorprendido y detenido. Pero como verán, estoy completamente en libertad, estoy con mi familia. Mi familia me llevó ayer a acompañarme, y el acuerdo es precisamente que ellos podrán desarrollar su vida plenamente a partir de lo que ocurrirá dentro de unos minutos más.

Mi nombre es Javier Duarte de Ochoa, y soy ex gobernador del Estado de Veracruz.

El 15 de abril de 2017, la Procuraduría General de la República anunció que se había detenido a Javier Duarte en Guatemala, y que se hizo con el apoyo de la Oficina Central de Interpol en Guatemala y de la Policía Nacional Civil, en un hotel del municipio de Panajachel, en el Departamento de Sololá.

Javier Duarte durante su captura en Guatemala. Foto: Especial

Hay un video que circuló muchísimo, en el que se ve al ex gobernador de Veracruz esposado, bajando por un elevador:

Las autoridades guatemaltecas, vía el secretario de comunicación social de la Policía Nacional Civil de Guatemala, indicaron que la detención se había hecho gracias al intercambio de información: “el intercambio de información, como parte de la cooperación entre instituciones de seguridad de México y Guatemala llevó a una investigación que resultó en la captura de Duarte”.

Cuando se dio a detención, hubo imágenes en que sí, se le ve a Javier Duarte preocupado. Pero, cuando fue extraditado a México, se mostraba rostros con sonrisas muy grandes.

El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, sentenciado a nueve años de cárcel. Foto: Especial.

Javier Duarte fue sentenciado a sólo nueve años de cárcel por diversos delitos y daños a Veracruz y los veravruzanos.