Entre risas, el presidente Andrés Manuel López Obrador respondió a la ola de memes que se generaron luego que propusiera rifar el avión presidencial, aunque negó que se trate de “una ocurrencia”.

“Los conservadores están molestísimos e inquietos. Dicen que es una ocurrencia y no, es reparar un daño, si hasta deberían estar agradecidos porque causaron un grave daño y nosotros estamos buscando una solución”, aseguró.

El mandatario aprovechó para aclarar su propuesta y refirió las cinco alternativas para comercializar el TP-01:

  • Venderlo a un comprador
  • Ofrecerlo a una sociedad de 12 accionistas o empresarios mexicanos
  • Rentarlo y que la Fuerza Aérea lo opere
  • Ofrecerlo al Gobierno de Estados Unidos
  • Rifarlo mediante 6 millones de números

“Ya se ofreció al Gobierno de Estados Unidos y en esta semana van a respondernos. Aquí, como en el caso de los empresarios, lo que estamos haciendo es que el compromiso se va a usar para la compra de equipos médicos destinados a hospitales públicos”, aseguró.

Sobre la rifa, explicó que sería una oportunidad para un mexicano, ya que podría adquirir un cachito de 500 pesos.

Con 6 millones de números vendidos se obtendrían 3 mil millones de pesos, dijo, y el avión vale 2 mil 500 millones, por lo que los otros 500 serían para dejarle, al que resulte ganador, dos o tres años de servicio garantizado.

Al mencionar el tema del “estacionamiento”, el presidente se río sobre los memes y bromas que han hecho los usuarios de las redes sociales y los calificó de “geniales”.

Cuando se le cuestionó sobre la propuesta de realizar un posible cortometraje sobre la aeronave, López Obrador dijo que incluso se puede hacer una novela, porque hay tintes de surrealismo.

“Los que vayan a hacer un cortometraje o que vayan a hacer una novela, porque da por el surrealismo, que tomen en cuenta que esta historia no comienza ahora que estamos vendiendo el avión, sino que: ‘érase una vez un Gobierno faraónico en el que sus monarcas se trasladaban en aviones de lujo y uno de ellos, por agraciar a otro, a su sucesor en trono, decidió dejarle de regalo el mejor avión que había en ese entonces en el mundo, que no lo tenía ni Obama”, relató en medio de carcajadas.