Todos los días, los voceros de la oposición afirman que la economía en el país va mal. En redes sociales, dichos voceros repiten una y otra vez que todo es un caos en la administración que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, estas perspectivas fatalistas no están apegadas a la realidad. Así lo hizo saber el director mundial de HSBC, Noel Quinn, quien indicó que aunque el crecimiento del país es actualmente bajo, los inversionistas observan en el país un “panorama alentador” porque existe disciplina fiscal y compromiso con la lucha contra la corrupción.

Mencionó que entre todos los países donde opera HSBC, México no genera ninguna tipo de preocupación.

Hace unos días, Noel Quinn se reunió con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, y dijo sobre ello a El Financiero:

“Fue muy amable por vernos, y por recibirnos y realmente nosotros tuvimos una excelente conversación y reiteraré lo que dije: nosotros estamos encantados con la disciplina fiscal que se ha instaurado en los últimos 9 meses en el país y eso crea confianza en la comunidad de inversionistas y bancaria de todo el mundo. Nosotros estamos muy contentos con su lucha contra la corrupción porque de nuevo esto da confianza a la comunidad de inversionistas en el mercado en el mundo y eso es un ingrediente sumamente importante para alentar la inversión extranjera y a los inversionistas extranjeros para invertir en México”.

Andrés Manuel López Obrador ha repetido en mucha ocasiones que los inversionistas y las agencias calificadoras muchas veces no observan la lucha que el gobierno está realizando contra la corrupción, y que eso debe ser tomado en cuenta.

En muchas ocasiones, líderes del PAN y del PRD y “analistas de economía” han dicho que México dejó de ser atractivo para los inversionistas el mundo, pero Quinn, directivo de uno de los bancos más importantes del mundo, observa la situación del país de otra manera: “Yo veo los últimos 10 meses de gobierno como muy alentadores desde el punto de vista para crear las condiciones para invertir, tanto por los inversionistas internacionales y locales y consumidores”.