Felipe Calderón está juntando firmas para México Libre, el que quiera que sea su nuevo partido. Y no le va bien. Nada bien.

Cuando anunció la intención de formarlo y registrarlo ante el Instituto Nacional Electoral (INE), hubo en change.org una petición para que no lo fundara, la cual logró el sorprendente apoyo de 47 mil personas en tan sólo 3 días.

En una semana dicha petición superó las 240 mil firmas necesarias para que Felipe Calderón y su esposa, Margarita Zavala, formaran su partido. Así pues, fue un éxito eso del nuevo partido, pero en contra.

El ex presidente Felipe Calderón y su esposa, Margarita Zavala.

Hasta ahora, en varias entidades del país el ex mandatario y su esposa no logran llevar la gente necesaria para formar las asambleas distritales que exige el INE. No son muchas las personas que se acercan a apoyarlos.

Les ha ido mal. Muy mal.

Estos problemas con la falta de apoyo para México Libre golpea al ex presidente. Y es que él presume que es uno de los ex presidentes “más queridos” del país, si no el que más. ¿Se imaginan que el ex presidente “más querido y amado de México” no pueda ni juntar 240 mil firmas para registrar a un partido político?

Sin duda, para Felipe Calderón está siendo un martirio la formación de un partido político, y no se ve que vaya a cambiar el ánimo de la gente respecto a su iniciativa.

Ante este desastre en su aún no nacido partido, ayer Felipe Calderón escribió tuits como desesperado pidiendo a la gente que no solamente marcharan, sino que también se registraran en el partido que él y su esposa están fundando.

Después de eso, difundió un video donde claramente abrumado pide a los que se manifestaron que se registren en su partido.

Margarita Zavala y Felipe Calderón Hinojosa, ex presidente de México, durante el homenaje para conmemorar el 119º natalicio del fundador del Partido Acción Nacional (PAN), Manuel Gómez Morín. Diego Simón/Cuartoscuro

Con un “soy su amigo y servidor” que suena a rancio, Felipe Calderón aparece en el video en lo que parece ser el jardín de una casa, donde hay varios pájaros cantando.

Después menciona, mentirosamente, que “decenas de miles, o quizás cientos de miles de mexicanos, participaron en varias ciudades del país en una marcha”. Y es que en la marcha de ayer a lo mucho (en todas las entidades del país) hubo 10 mil personas.

Entonces, Calderón lanza su invitación y menciona: “necesitamos organizarnos para proponer candidatos, para proponer políticas, para poner gente que verdaderamente representa a los ciudadanos en los cargos públicos […] Es por eso que quiero invitarlos a participar en México Libre”.

La invitación, dice el ex presidente, es solamente para “mexicanas y mexicanos de bien, con valores y con principios éticos”, como los que -afirma- marcharon ayer.

Al final, el ex presidente, como si tratara de un comercial de televisión, menciona: “regístrate en…”

Aquí la desesperación que ayer Felipe Calderón evidenció en tuits: